Panorama Cajamarquino

Corrupción en todas partes

Lifoncio Vera Sánchez, exalcalde de la Encañada, ha sido sentenciado a cinco años de prisión por el delito de peculado doloso. Una vez más un alcalde de la región Cajamarca acaba con orden de captura y siendo perseguido por la justicia.

Pero el hecho de que un alcalde acabe tras las rejas no es nada nuevo en nuestra región, mucho menos en el Perú. Vivimos en la sociedad del engaño en donde todo vale para llegar al poder y luego desde ahí devolver favores con las ya famosas licitaciones que se licitan solo por formalismo, sin embargo las obras tienen dueño desde que están en proyecto.

Hemos visto ir y salir de las cárceles a varios alcaldes, y lo que es peor, debido a una endeble legislación, en poco tiempo volver a la carga nuevamente, con más experiencia y con nuevos ardides para desvalijar municipios enteros.

Alcaldes y presidentes regionales son los “caseritos” de los juicios y a solo unos meses, sin haber cumplido su condena, siempre misteriosamente salen en libertad y vuelven a las andadas. Y hablamos de millones y millones de soles que le significa perder al Estado.

La corrupción es todavía el pan nuestro de cada día. La corrupción sigue siendo el común denominador de las instituciones públicas y privadas y toca hasta los expresidentes de la nación con millonarias coimas que dan cuenta que nuestra vida en democracias siempre se encuentra en pañales.

Poco se ha hecho en materia legislativa y las sanciones son siempre muy ligeras y es por ello que la cadena continúa y se repite constantemente generación tras generación. Mientras tanto las cárceles están llenas de aquellos que por delitos menores no tienen el poder económico ni las influencias para andar en libertad.06