Panorama Cajamarquino

Sampaoli, con un pie en Argentina

Todos los caminos de Sampaoli conducen a… Argentina. El entrenador del Sevilla cuenta con todas las papeletas para ser el sustituto de Bauza, cuya continuidad en la Albiceleste tiene las horas contadas. El plan está trazado, con varios pilares que sostienen que su futuro pasa por dirigir al combinado de su país. Sampaoli dirá sí… cuando se lo ofrezcan. Que será más pronto que tarde.

Para empezar, la salida de Bauza es un hecho. Sentenciado por unos resultados más que discretos que ahora mismo tienen a Argentina fuera de la clasificación directa para el Mundial y también por su muy mejorable relación con el plantel. A partir de ahí, la AFA necesita un sustituto para junio, cuando Argentina se mida a Brasil el día 9 en Australia. La idea es que Sampaoli ya dirija ese encuentro.

Messi y Mascherano han sido claves en que Jorge sea el elegido. La opinión del grupo se ha sondeado y el dictamen ha sido positivo. Un sí que también llega a las más altas instancias del país. El todavía preparador del Sevilla cuenta con el beneplácito del presidente de Argentina, Mauricio Macri, cuya ascendencia sobre la AFA es innegable. Por otro lado, el técnico nunca ha ocultado que su sueño es dirigir a Messi.

Sampaoli, que cuenta con el interés de al menos otras dos selecciones más, Holanda y Qatar, no dirá que no cuando le ofrezcan dirigir su selección. Todo lo contrario. Está por ver cuándo sucederá eso, porque tanto Claudio Tapia, presidente de la AFA, como Marcelo Tinelli, a cargo del Departamento de Selecciones, viajarán esta semana a España. Tienen prevista su llegada este mismo viernes, por lo que los acontecimientos pueden precipitarse.

Su salida vale 1,5 millones de euros más impuestos. Es un asunto que todos conocen y sobre el que Sevilla no cederá. Ese precio subirá gradualmente desde julio. La AFA es consciente de que deberá pasar por caja para que Sampaoli aterrice en Ezeiza.

Asuntos por definir

Quedan dos asuntos por definir, ninguno de ellos en principio invalidante. Primero, cómo gestiona Sampaoli su salida del Sevilla, con el que le resta un año de contrato. Para el preparador de Casilda es importante que su marcha sea cordial, aunque los acontecimientos puedan desencadenarse antes de que termine la temporada, lo que seguramente no sería bien visto en el sevillismo. Jorge quiere cerrar de manera elegante su etapa en Nervión y en la Liga.

Y segundo, si el contrato que le ofrezca Argentina finaliza en el próximo Mundial de Rusia 2018 o en el de Qatar 2022, como sería el deseo de Sampaoli, puesto que de la otra manera sólo firmaría un año y en mitad de un ciclo mundialista, sin poder empezar de cero. Más allá de otros asuntos contractuales, que unido a lo anterior componen el otro pie que falta para que Sampaoli sea el nuevo seleccionador de Argentina.

Fuente: Marca.com