Panorama Cajamarquino

Obligados a otro milagro

LA JUVE GOLEA AL BARÇA CON UN GRAN DYBALA

El Barcelona volvió a quedarse al borde del precipicio en Europa. Dybala situó a los azulgrana al borde del abismo en el día que se reivindicó como el auténtico heredero de Messi. Los dos goles del mediapunta de la Juve y un tercero de cabeza de Chiellini condenan a los de Luis Enrique a obrar otra remontada imposible. El problema es que los italianos no creen en los milagros. Ni los permiten.

               La Juventus arrolló al Barcelona este martes, en el partido de ida de la Liga de Campeones, en Turín, con un contundente 3-0 que deja la eliminatoria muy de cara para los italianos y obliga a los catalanes a otra remontada épica.

             El argentino Paulo Dybala, con un doblete (min. 7 y 22), y el italiano Giorgio Chiellini, a la salida de un córner (55), hundieron a un Barça desdibujado toda la noche y superado por la presión juventina.
             Dybala abrió en canal a los culés con su juego entre líneas, beneficiándose de los metros y el tiempo para pensar que le concedieron los hombres dirigidos por Luis Enrique.
               Tras el vapuleo de la primeras parte, Luis Enrique aprovechó el descanso para sentar al francés Jérémy Mathieu -retratado por el colombiano Juan Cuadrado- y dar entrada al portugués André Gomes. Con los cambios el Barça se recompuso, pero fue un espejismo.
              Se estiraban los culés cada vez con más peligro y cada acción ofensiva la replicaba la ‘Juve’ con un contraataque. Uno de esos contragolpes terminó en córner.
El bosnio Miralem Pjanic la puso y el defensa Giorgio Chillieni, anticipándose en el salto al argentino Javier Mascherano, la metió dentro con un ajustado remate de cabeza (55).
             Fue demasiado para el Barça, que casi repite el mismo resultado de la ida de los octavos de final, cuando cayó 4-0 en el Parque de los Príncipes, ante el París Saint-Germain.
Entonces se obró el milagro y en el Camp Nou volteó la eliminatoria (6-1). Ahora tendrá que completar una gesta similar para estar en semifinales.