Panorama Cajamarquino

Indecopi fiscaliza a empresas de transportes de pasajeros

Verifica que cumplan con poner a disposición de viajeros el Libro de Reclamaciones y el tarifario de cada uno de los servicios y destinos.

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad  Intelectual (Indecopi), en el marco del estado de emergencia por el fenómeno El Niño Costero, sigue monitoreando a los proveedores para que  respeten el derecho a la información que tienen los consumidores y para que atiendan sus reclamos, poniendo a su disposición el Libro de Reclamaciones.

En Cajamarca fueron fiscalizadas las empresas de transporte terrestre de pasajeros, en donde se verificó que cumplan con poner a disposición de los pasajeros el Libro de Reclamaciones, así como el tarifario de cada uno de los servicios y destinos.

Esta actividad se realizó de manera conjunta con la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran).

Adicionalmente, los funcionarios de la Oficina Regional del Indecopi en Cajamarca desarrollaron una campaña informativa en la Plaza de Armas de esta ciudad, en donde difundieron el derecho a la información que tienen los consumidores, así como el derecho a recibir servicios y productos idóneos.

RESULTADOS

Los resultados de las fiscalizaciones serán presentadas a las Comisiones de Protección al Consumidor para que sean evaluadas y, de ser necesario, iniciarán los procedimientos sancionadores que correspondan.

Como se sabe, el artículo 150 del Código de Protección y Defensa del Consumidor precisa que: “Los establecimientos comerciales deben contar con un Libro de Reclamaciones, en forma física o virtual”; mientras que el artículo 151 agrega: “A efectos del Artículo 150, los establecimientos comerciales deben exhibir, en un lugar visible y fácilmente accesible al público, un aviso que indique la existencia del Libro de Reclamaciones y el derecho que tienen los consumidores de solicitarlo cuando lo estimen conveniente”.

Por otro lado, el mismo Código, en el artículo 5.1 precisa que: “Los establecimientos comerciales están obligados a consignar de manera fácilmente perceptible para el consumidor, los precios de los productos en los espacios destinados para su exhibición. Igualmente, deben contar con una lista de precios de fácil acceso a los consumidores. En el caso de los establecimientos que expenden una gran cantidad de productos o servicios, estas listas pueden ser complementadas por terminales de cómputo debidamente organizados y de fácil manejo para los consumidores”.