Panorama Cajamarquino

“La respuesta del Perú ante la emergencia se podría exportar”

Raúl González, representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en el Perú, destaca la rapidez del Ministerio de Salud para afrontar los efectos de los huaicos y las inundaciones y, sobre todo, que el trabajo se haya realizado desde el lugar de los hechos. Recomienda mejorar la prevención de enfermedades como el dengue.

Por: Karina Garay R.

– ¿Cómo evalúa la respuesta del Perú ante las emergencias que padeció hace poco?

– Consideramos que la respuesta ha sido rápida, oportuna y ha implicado diferentes sectores. La ministra de Salud y la viceministra han dado soporte a las regiones. Eso es muy importante.

La pérdida del número de establecimientos de salud no es tan grande, porque el 99 % está operativo. El problema es que ese 1 % está muy concentrado en determinadas zonas, como Piura. Debe de haber mayor coordinación entre EsSalud y el Ministerio de Salud. Se ha hecho un ejemplo de atención, muy eficiente, en Huarmey (Áncash), donde se logró una muy buena relación de servicio, que se podría reproducir en el resto del país.

– ¿Qué factores contribuyeron a que sea posible?

– Una cosa importante es el decreto legislativo que permitía la atención rápida de las personas en cualquiera de las redes. Hay que felicitar a la ministra por esto. Esa norma permitió ver intervenciones conjuntas con personal del SIS y EsSalud, como se hizo en Huarmey.

– Durante la emergencia, ¿se contactaron con el Minsa o el COEN?

– Con el COEN y el Ministerio de Salud, directamente, que es nuestra contraparte, y también con EsSalud. Ambos son objeto de nuestra colaboración técnica. En todos los sectores hemos visto el espíritu de trabajar, como no lo habíamos visto antes. El concepto de ‘Una Sola Fuerza’ ha sido determinante en esta crisis.

– ¿Qué resalta de ese trabajo?

– Observamos ganas enormes de resolver los problemas por parte de todos los sectores, y realmente creo que esa articulación sí se está produciendo, pero habría que empujarla un poquito más y utilizar otros recursos. Asimismo, el papel del Ministerio de Defensa fue clave, pues dio apoyo logístico y dirigió todo. Creo que debería mejorar aún más esa colaboración con el sector Salud.

Si bien los problemas de salud se resuelven en el Ministerio de Salud, con la colaboración muy estrecha de otros ministerios se logran mejoras, como, por ejemplo, el Ministerio de Agricultura, mediante Senasa, y su granito de arena en el tema de fumigación.

PUDO HABER SIDO PEOR

– ¿Qué tan preparados nos ha tomado esta emergencia, considerando que el Perú ha pasado por crisis enormes debido al fenómeno El Niño? ¿Pudo ser peor?

– Definitivamente, esto pudo haber sido peor. Y no solo comparándolo con el Perú de los años 80 y 90. Podemos ver cuál ha sido la respuesta del Perú y de otros países con emergencias y aunque nunca hay dos desastres iguales. Creo que una vez más el Perú ha demostrado una gran capacidad de respuesta, su enorme potencial humano y su potencial económico para responder a un desastre de esas características.

El Perú de los años 80 y 90 era muy diferente. El actual es un país de ingresos medios altos, que es candidato a la OCDE; pero siempre hay posibilidades para mejorar.

– ¿Hay alguna lección aprendida de la respuesta demostrada por el Perú?

– Lo que valoramos mucho es esa rapidez en la respuesta; ese conocimiento exhaustivo de los problemas que ha mostrado el Ministerio de Salud; ese traslado inmediato a los puntos calientes de la crisis y que no se lo cuenten. Eso a los tomadores de decisiones les aporta gran diferencial. Esa es una gran lección y que es exportable.

– ¿Este puede ser el punto de quiebre para tener una respuesta tan inmediata?

– Sí. Definitivamente. Podemos ver distintos tipos de respuestas. Una de las respuestas clásicas es responder todo desde el despacho. No funciona, porque eso, además, habla de una desconexión con la realidad el país. Felizmente, el Perú no ha cometido ese error. Ha sido pionero, ha sido rápido. Sus ministros han estado en el terreno y eso se agradece. Como decimos, hay medidas muy positivas, pero también las hay por mejorar.

CONTROL DE LOS VECTORES

– ¿En qué urge mejorar?

– Las predicciones del brote del dengue indicaban que subiría, porque es la dinámica epidémica de los vectores y los agentes infecciosos. La capacidad del control de vectores, era francamente mejorable. Si hubiéramos tenido un mejor control de vectores en años anteriores no habríamos llegado a esta situación. El Perú lo necesita, sobre todo, por la gran presencia del zancudo Aedes aegypti. Debe existir un control agresivo de vectores, un cuerpo permanente de fumigadores y una metodología y capacidad instalada.

– ¿En la prevención de qué otra enfermedad se debe mejorar?

– En el tema de la leptospirosis se sabía que podría suceder. Esta infección se produce por una bacteria trasmitida mediante la orina de los animales, especialmente roedores. Cuando hay inundaciones masivas, las aguas de lluvia se mezclan con las aguas fecales porque los drenajes están sobrepasados. Creo que la atención que se ha prestado al drenaje de las ciudades no resulta suficiente. Debemos tener drenajes que no colapsen, porque este es un país que tiene constantes lluvias. La leptospirosis mata.

Es necesario compartir información y saber cuántos casos de dengue existen en tiempo real en las redes prestadoras de salud. Es fundamental formar a los médicos para que con claridad identifiquen los riesgos a los que está expuesto un paciente. Esos son elementos que se podría mejorar.

EVITAR MALES

– ¿Tiene alguna recomendación para la etapa de reconstrucción en materia de vivienda?

– Las infecciones más prevalentes en esta emergencia son el zika, el dengue y la leptospirosis, así como las diarreas. Todas ellas tienen en común el agua. Cuando oigo al presidente Kuczynski, me siento super reconfortado con sus líneas de acción básica, y que los peruanos tengan agua y saneamiento. Sin estos elementos es imposible gozar de salud. Si las personas no almacenarán el agua en baldes, tampoco habría mosquitos. Si tuvieran saneamiento adecuado se eliminarían las excretas de manera adecuada. Si tuviesen un buen drenaje no contraerían leptospira. Si tuvieran agua de calidad en casa no sufrirían de diarrea. Ahora que se viene la reconstrucción, se debe disponer de un sistema de agua y saneamiento de calidad como eje conductor de esas viviendas. (Fuente: El Peruano).

REGIONES

El experto destacó el trabajo desarrollado por el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), al que calificó como modelo de excelencia.

“Lo que se ha hecho en el Perú es la respuesta lógica en un país avanzado”, dijo.

Señaló que es urgente trabajar de manera cercana con las regiones, construir con ellas. Generar planes y acompañarlas en el proceso.