Panorama Cajamarquino

Desalinizar el mar sería una solución para falta de agua

Proceso se utiliza en países del primer mundo.

Ante una posible escasez de agua, la desalinización del mar se presenta como una solución viable y efectiva para asegurar su provisión, afirmó Denis Gabriel, docente de Ingeniería Ambiental de la Universidad Privada del Norte (UPN).

“En países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Estados Unidos, entre otros, se utiliza el método de la desalinización por su eficiencia. Por ejemplo, en España la producción de agua desalada en el 2005 ya representaba más del 2 % de los usos consuntivos. En el Perú, solo algunas empresas privadas practican este proceso por su alto costo de implementación”, explicó.

La desalinización, también conocida como desalación permite que el agua de mar sea apta para el consumo humano, doméstico e industrial. Según reportes de empresas privadas, una planta desalinizadora requiere una inversión de USD $ 4 millones para producir 2000 metros cúbicos de agua potable al día y su implementación demora un promedio de 3 años.

“Mediante un método denominado Osmosis Inversa el líquido se somete a mayor presión originada por una membrana semipermeable, la cual facilita el paso del agua y no de las sales. Durante este proceso se retienen del 90% al 99% de todos los elementos minerales disueltos y el 100 % de las materias coloidales más finas”, explicó el especialista.

“En momentos de desastres naturales como los vividos en el último mes, los ingenieros ambientales deben aportar soluciones tecnológicas para un beneficio mutuo entre el medio ambiente y la vida de las personas. Por ejemplo, los estudiantes de Ingeniería Ambiental de la UPN vienen trabajando proyectos de destilación solar, donde se utiliza la energía del sol para desalinizar el agua del mar. En un futuro cercano, este proceso contribuirá a un mayor acceso al agua potable con un menor costo”, afirmó.

El catedrático recomendó que los tratamientos de agua se deben complementar. “La potabilización tradicional con un método físico-químico, como lo hace Sedapal, tiene costos más económicos que potabilizar el agua utilizando la tecnología de Osmosis Inversa. La idea es que ambos métodos se complementen para que, ante posibles desastres naturales, nadie quede desabastecido de agua”, concluyó.