Panorama Cajamarquino

Asesinan de un certero balazo en el pecho a chofer de combi

En la provincia de Cajabamba. La víctima habría sido contratada por su asesino para realizar una carrera al centro poblado de Colcas.

No hay texto alternativo automático disponible.

De un certero disparo a la altura del pecho, exactamente en la tetilla derecha, fue asesinado un humilde transportista identificado como Héctor Guzmán Linean Vera, de 25 años, cuando realizaba una carrera desde la ciudad de Cajabamba hacia el centro poblado de Colcas.

Fuentes del servicio de Serenazgo de la provincia de Cajabamba informaron que el sangriento hecho se produjo en el sector denominado Los Ojos de Lanla, en el Barrio Santa Ana, en circunstancias que ahora son motivo de investigación por la Policía Nacional.

Trascendió que en el interior de la combi que conducía la víctima, también iban dos de sus familiares, uno de ellos su hijo de ocho años, quien presenció este acto criminal.

Los testigos refieren que cuando se encontraban en alrededores de Ojos de Lanla, escucharon una fuerte discusión en el interior del vehículo, y luego un estruendo, no sabían que se trataba de un disparo.

Posteriormente la combi se despistó y cayó a un desnivel, situación que fue aprovechada por el asesino para darse a la fuga.

Héctor Guzmán Linean Vera perdió la vida en forma instantánea, desangrado.

Hasta el momento la identidad del homicida es desconocida, por ello la Policía Nacional ha intensificado los operativos para dar con la captura de este sujeto de quien solo se conoce que es una persona alta y tiene el cabello recortado con un moño.

El padre de la víctima que también se encontraba en la combi, dijo que se trataría de una venganza por la forma como se suscitó este hecho de sangre, que se registró al promediar las 6:30 p.m. del lunes 1 de mayo.

Se conoció que el chofer de la combi había sido contratado por el criminal para realizar una carrera al centro poblado de Colcas.

Hasta el lugar llegó el fiscal Alejandro Gallozo para realizar el levantamiento de cadáver para su posterior traslado a la morgue de la ciudad, para la necropsia de ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *