Panorama Cajamarquino

LA PLANIFICACIÓN Y LA TÉCNICA BASES DE LA RECONSTRUCCIÓN

Por: FRANCISCO ARROYO COBIAN  *

Se ha creado por parte del gobierno la Autoridad para la Reconstrucción con Cambio (RCC) cuyo titular designado es Pablo de la Flor, acción que el país necesitaba con urgencia para solucionar todos los problemas provocados por el Fenómeno Costero.

El titular de RCC ha ofrecido tener en tres meses listo el plan de trabajo, sin dejar de costado acciones inmediatas a realizar, lo cual es plausible.

En este tema deseo alcanzar algunos aportes que puedan ayudar a que la planificación sea la herramienta básica y se tenga el éxito deseado, evitando en el futuro lamentaciones y problemas que suelen ocurrir cuando se tiene una perspectiva desde lo alto del poder sin conocer la realidad existente.

Es necesario que de manera urgente, sin esperar un día, se logre la cobertura en lo que corresponde a la salud a fin de evitar que las plagas continúen expandiéndose por el norte del país, inclusive ya se encuentra en la periferia limeña. Los hospitales y centro de salud han colapsado y se necesita la atención con infraestructura adecuada de emergencia y así evitar la grave situación que vienen atravesando los moradores de las zonas afectadas que me darán toda la razón.

A partir de este punto, se tendrá que aplicar planes progresivos para tal reconstrucción para lo cual ya se ha determinado se ejecutará en cuatro años y como presupuesto de 20 mil millones de soles. Considero que el monto puede ser menor o mayor, mas no estoy de acuerdo que se presupueste a priori una cifra que en todo caso debe ser referencial, pues primero se tendrá que atender de lo antes escrito, la reubicación de las familias asentadas en zonas de alto riego no mitigable, para luego pasar a rehabilitar carreteras, puentes y restituir de manera paliativa del bienestar de la población damnificada.

Luego de este proceso no se debe tener como objetivo entregar las obras bajo la modalidad de concurso – oferta o “adjudicación simplificada” en la ejecución de infraestructura mayor, pues resulta que no es conveniente que quien realice el estudio, ejecute el proyecto. Ya hemos visto en los últimos años que esto lleva a que la empresa sobrevalore las obras en perjuicio del Estado. Se necesitan expedientes técnicos a nivel de ejecución, con todos los estudios correspondientes a detalle, que derive en un presupuesto verdadero, lo cual redundará una buena calidad en las obras y el precio real; evitando de esta manera la inclinación y tentación a la corrupción que es otra plaga a vencer. No es para porfiarme sobre estos procesos, que como ingeniero civil conozco el “teje y maneje” de éstos. El pueblo ya no soporta más casos Lava Jato, Odebrecht, OAS, Camargo y Correa y ver envueltos a presidentes de la República, ministros, asesores, funcionarios, gobernadores regionales, alcaldes y hasta periodistas en escándalos propios del lumpen.

Habrá que tener como aliados a la planificación, a la técnica y a las normas de adjudicación de obras, que ya no se puede seguir improvisando ejecuciones de obras que terminan en adicionales de las mismas, adendas o arbitrajes donde siempre pierde el estado, siendo los favorecidos ladronzuelos vulgares que olvidaron las buenas costumbres, la moral, el profesionalismo, la mística y el amor a la patria.

*Exalcalde de Cajamarca, Expresidente Regional, Ex congresista de la Republica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *