Panorama Cajamarquino

“SIS transfirió S/ 462 millones para regiones en emergencia”

Afirma Edmundo Beteta Obreros, jefe del Seguro Integral de Salud (SIS). El funcionario señala que garantizó una oportuna atención de sus asegurados afectados por las emergencias de El Niño Costero. Resalta la firma de una serie de convenios con los gobiernos regionales para optimizar la atención de los afiliados.

Por: Marcelino Aparicio

– ¿Cuál fue la participación del SIS en el proceso de emergencia por El Niño Costero?

– En el marco de la política nacional para brindar una atención oportuna a la población, lo que le toca al SIS, en primer lugar, es asegurar que haya recursos para proteger la salud y el bolsillo de nuestros asegurados, es decir, el rol protector. En segundo lugar, como seguro público, cuidar el buen uso de los recursos que se destinan para atender a los asegurados.

– ¿A cuánto ascendió el desembolso para estas emergencias?

– Desde inicios de este año hicimos transferencias por un monto superior a los 462 millones de soles.

– ¿A qué jurisdicciones se benefició?

– En el caso de Piura se destinó 23 millones de soles; para La Libertad, 36 millones; Lambayeque, 26 millones; Lima Provincias, 24 millones; y Lima Metropolitana, más de 208 millones, además de a otras regiones declaradas en emergencia.

– ¿Por qué se destinan más recursos a Lima Metropolitana?

– En Lima Metropolitana hay grandes hospitales e institutos que brindan atención especializada a miles de peruanos que proceden del interior del país.

– ¿Cómo se hicieron las coordinaciones con otros organismos del Estado?

– Nos preocupamos oportunamente por adelantar estos recursos para la atención en los hospitales públicos, en los centros y postas de salud. En todo momento se reforzó la afiliación y para que el proceso sea más rápido se hicieron coordinaciones con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

– ¿Hubo problemas?

– En las regiones declaradas en emergencia se logró que un importante sector de la población tenga el Seguro Integral de Salud como una alternativa de protección. Por ejemplo, en Tumbes el 62 % de la población está asegurada; en Piura, el 60 %; en Lambayeque, el 54 %; y en La Libertad, el 52 %.

– ¿Cómo interpreta estas cifras?

– Esto es muy bueno porque cuando haya necesidad de atención, la población tendrá el seguro y podrá atenderse gratuitamente y recibir los medicamentos, que nos encargamos de financiar. En períodos de emergencias y desastres naturales se necesitan más medicinas y estas han estado disponibles gracias a que adelantamos los recursos.

– ¿Cómo lograr la eficiencia del gasto?

– Otro tema clave es contribuir a que ese dinero se utilice bien. El SIS transfiere los recursos a gobiernos regionales y hospitales, que son los que ejecutan los presupuestos.

– ¿Concretamente qué se ha hecho?

– Hay varias acciones que realizamos para el buen uso de esos recursos. La primera ha sido celebrar nuevos convenios con los gobiernos regionales, que se firmaron en el primer trimestre y apuntan a mejorar la atención básica que se brinda en las postas y centros de salud pública.

– ¿Hubo apoyo de las autoridades regionales?

– Los gobiernos regionales se han comprometido con el SIS a mejorar la calidad de la atención. Se han establecido metas para optimizar la situación de los niños: bajar la desnutrición crónica infantil, reducir el embarazo adolescente y que los menores de edad reciban todas sus vacunas. Esto significa que en los nuevos convenios se han fijado indicadores y metas que cumplir.

– ¿A qué apunta esta labor?

– Estos convenios se han suscrito con todos los gobiernos regionales. Mención especial merecen las administraciones de las zonas declaradas en emergencia, que han tenido una excelente disposición para firmar estos convenios, que son una garantía de que se seguirá optimizando la atención de los asegurados.

– ¿Qué otras medidas adoptarán?

– Hemos empezado a trabajar convenios con las regiones para la atención especializada que se ofrece en los hospitales de segundo y tercer nivel. En este caso, hay un compromiso con la calidad de la atención. El primero de estos documentos lo suscribimos la semana pasada con el gobierno regional de Piura. Quisimos empezar por las zonas golpeadas por la naturaleza.

– ¿Hay denuncias sobre maltrato al asegurado?

– En este período hemos fortalecido nuestro trabajo de visitar hospitales y centros de salud para verificar que a nuestros afiliados se les atienda bien. Esta labor se desarrolla en Piura, Lambayeque, La Libertad y otras jurisdicciones. Hubo un caso emblemático en el hospital Belén de Trujillo, se actuó con rapidez para sancionar este tipo de hechos.

– ¿Qué se hizo?

– Se transfirió la información a la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud), Defensoría del Pueblo y Procuraduría. Se ha logrado que al ciudadano se le devuelva el dinero por el cobro indebido.

– ¿Cómo evitar en el futuro este tipo de casos?

– La administración pública es compleja. Hay muchos médicos y enfermeras que ofrecen un buen servicio día a día, pero también hay comportamientos indebidos. Lo importante es que se actuó con rapidez para asegurar la calidad del servicio. (Fuente: El Peruano).

PREVENCIÓN

Beteta Obreros sostuvo que la prevención en salud es vital para el Estado de cara al futuro. “Hay que cuidar la salud de la gente”, remarcó. Respecto al aseguramiento universal, refirió que el Gobierno ha planteado con claridad que quiere continuar con este tipo de políticas de salud. Para lograr esa protección social como un derecho para todos los peruanos se debe transferir recursos y que estos sean usados correctamente.

“Como Estado debemos demostrarle al ciudadano que usamos bien los dineros públicos”, recalcó. Desde su punto de vista, en las regiones hay autoridades preocupadas por darle un nuevo impulso a este tema.

“La situación de la salud tiene que ponerse como prioridad en la agenda nacional, más allá de la emergencia que nos ha tocado vivir”, concluyó.

CIFRA

874 distritos, ubicados en 109 provincias y 14 regiones, fueron declarados en emergencia durante El Niño Costero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *