Panorama Cajamarquino

De los desastres a las heladas

El país apenas termina de salir del Fenómeno El Niño Costero y ya tenemos que enfrentar otra emergencia climática, como las heladas y el friaje, que afectarán a 16 regiones de la Sierra y la Selva, lo que obliga a redoblar esfuerzos para atender a las poblaciones vulnerables.

El Gobierno Central ha entendido lo delicado de la situación, y sin descuidar el proceso de reconstrucción a punto de empezar en el norte, también ha tenido reflejos para poner en marcha oportunamente un plan de acción orientado a prevenir y mitigar los efectos de las bajas temperaturas y el frío intenso.

Nos referimos al Plan Nacional ante las Heladas y el Friaje 2017, denominado Antes Perú, que lanzó oficialmente este jueves el presidente Pedro Pablo Kuczynski en el Cusco, y que ha movilizado, al igual que en el caso de El Niño Costero, a todos los ministerios.

¿Por qué es oportuno? El plan empezó a gestarse en febrero; ahora, en mayo, se ha puesto en marcha, cuando las temperaturas recién empiezan a descender y aún hay tiempo de una acción coordinada de prevención, especialmente en las zonas altoandinas, donde los termómetros pueden llegar hasta los 20 grados Celsius bajo cero.

El plan tiene un presupuesto de 100 millones de soles e incluye acciones multisectoriales para llevar abrigo, alimentación, vivienda, desarrollo productivo, salud, educación, transporte y electrificación a 242 distritos y 71 provincias en 16 departamentos.

Si bien se trata de un fenómeno recurrente, las bajas temperaturas en estas regiones se han agudizado desde el 2014 por efectos del cambio climático, lo que ha recrudecido sus consecuencias en las poblaciones afectadas, y lamentablemente ello, a veces, no ha ido de la mano con la respuesta oficial.

Hemos visto cómo niños y adultos mueren porque no se vacunaron a tiempo contra la influenza, estrategias de gobierno tardías que no llegaron a las zonas de mayor altura, o comuneros que ven morir sus animales por falta de cobertizos y, con ellos, su economía familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *