Panorama Cajamarquino

Desastres naturales y migrantes vulnerables

En estos días, está por discutirse en el pleno del Congreso de la República una valiosa iniciativa legislativa presentada por la Defensoría del Pueblo. Nos referimos a la “Ley que promueve la aplicación del enfoque de derechos para una adecuada rehabilitación y reconstrucción a favor de las personas afectadas o damnificadas por desastres”.

Lo que busca esta iniciativa es garantizar que el Estado restituya derechos elementales que normalmente son afectados por situaciones de desastres naturales, poniendo énfasis en grupos sociales en especial situación de vulnerabilidad que, por su condición, requieren una atención prioritaria.

La reciente emergencia ocurrida en el norte del país nos muestra los grandes desafíos que se tienen por delante, para fortalecer no solo la preparación y respuesta ante desastres naturales, sino también para abordar los procesos de reconstrucción y rehabilitación de infraestructuras y condiciones sociales, que permitan reintegrar a las poblaciones afectadas al circuito del desarrollo y a la reintegración socioeconómica.

En ese sentido, consideramos importante la aprobación de esta iniciativa legislativa, a fin de garantizar una atención integral y oportuna a las personas damnificadas, especialmente a los grupos más vulnerables: niños, niñas y adolescentes, mujeres gestantes, adultos mayores, personas con habilidades especiales y personas con afectación severa de su salud física y emocional. A estos grupos vulnerables, identificados por la Defensoría, es necesario sumar a los migrantes, muchas veces invisibilizados y estigmatizados.

Estamos seguros de que con la aprobación de esta iniciativa legislativa y la implementación del MICIC en el país, se dará un paso importante en la internalización del enfoque de derechos y la no discriminación para la atención efectiva a grupos vulnerables ante situaciones de desastre natural, incluidos, por supuesto, los migrantes.