Panorama Cajamarquino

Clausuran locales en centro histórico por incumplir con normas de seguridad

Se busca  erradicar locales que atentan contra la seguridad y tranquilidad ciudadana.

La lucha por erradicar locales que van en contra de la seguridad y la tranquilidad de la población continua de manera frontal por parte de las autoridades municipales, quienes el último fin de semana realizaron un nuevo operativo inopinado en el centro histórico de la ciudad.

La Subgerencia de Fiscalización, Control y Policía Municipal de la Municipalidad Provincial de Cajamarca, a cargo de la abogada Judith Mesa Abanto, con apoyo de efectivos del servicio del serenazgo, llegaron hasta tres locales constando que funcionaban de manera ilegal al no contar con la respectiva licencia de funcionamiento y presentar además un riesgo para los asistentes desde el punto de vista de defensa civil.

Como consecuencia de este operativo fueron clausurados de manera temporal 3 locales por carecer de licencia de funcionamiento: El Tizne 2, Bravos Bar y el Arlequín, éste último, además presentaba otras irregularidades como tener una infraestructura calificada como de alto riesgo por defensa civil y además constatar que dentro del local que se había sobrepasado su capacidad de aforo, es decir existía un número de personas mucho mayor a las legalmente permitidas dentro de su capacidad.

Para la Subgerente de Fiscalización, Control y Policía Nacional, desde su despacho y por directa disposición del alcalde Manuel Becerra Vílchez se mantendrán este tipo de operativos, con la finalidad de erradicar este tipo de locales, que se han convertido en lugares propicios para la presencia de delincuentes y además de generar grescas callejeras e insoportables ruidos en agravio de la tranquilidad y el bienestar de los vecinos.

Recordemos que días atrás se procedió también a la clausura utilizando bloques de cemento y soldando las puertas de ingreso del bar conocido como “las calaminas”, ubicado en la cuadra 17 de la vía de evitamiento sur, en donde como se informara también las autoridades municipales, policiales y del Ministerio Público fueron atacadas con botellas llenas de cerveza, poniendo en riesgo su integridad.