Panorama Cajamarquino

Las cifras de la recuperación

En un momento se temió que las consecuencias de El Niño Costero hicieran retroceder los 92 meses de crecimiento ininterrumpido de la economía peruana, afortunadamente esto no ha sucedido y cada nueva cifra consolida la tendencia de que la producción y el consumo nacional han sabido superar la emergencia y retomar su rumbo ascendente.

Lo decimos a propósito del informe semanal del Banco Central de Reserva, que reporta que el crédito al sector privado creció 5.4% en abril, lo que comprueba el dinamismo de los agentes económicos.

Así tenemos que el crédito a las personas mostró un mayor dinamismo, al registrar un avance de 6.5%; en tanto que el crédito a empresas aumentó 4.7%.

Entre los préstamos otorgados a las familias, el más dinámico fue el orientado al consumo, que creció 7.8% anual en abril, en tanto que el crédito hipotecario lo hizo a un ritmo de 4.8%.

A esto se suma que la economía creció 0.71% en abril y 2%en el primer trimestre; además, el empleo se incrementó 1.8% a escala nacional entre enero y marzo del 2017 respecto al mismo período del año pasado. Se trata de 292,200 nuevos puestos de trabajo.

En lo social tampoco nos ha ido mal. Si bien es un dato pre-El Niño Costero, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática, la pobreza monetaria bajó de 21.8% en el 2015 a 20.7% en el 2016, es decir que 264,000 peruanos dejaron de ser pobres, pero aún hay 6.5 millones que mantienen esa situación.

La pobreza extrema se redujo de 4.1% a 3.8% en el mismo período, una disminución de 0.3 puntos porcentuales, equivalentes a 70,000 peruanos fuera de la pobreza.

Es cierto que hemos tenido momentos mejores, pero en un contexto internacional difícil y un escenario nacional golpeado por la corrupción de empresas brasileñas y las lluvias e inundaciones en el norte, tener estas cifras y proyectar además un crecimiento de 3% para este año es motivador.