Panorama Cajamarquino

¿Reforma o revolución electoral?

Los lectores se preguntarán ¿qué puede aportar al tema quién fue el colero en las elecciones presidenciales del 2016? Algo se puede decir después de haber militado más de 30 años en dos partidos de raigambre socialcristiana, los que incluso llegué a presidir; que fui elegido congresista en cinco oportunidades; y que dirigí la reinscripción de un partido y la inscripción de otro.

El primer aporte es evitar que quienes son teóricos y creen que conocen de partidos, pero nunca militaron en ellos, lleven la batuta en el tema electoral. Recordemos el antiguo dicho: ‘funcionario de escritorio no conoce territorio’. Los partidos deben hacer sus propuestas, pues como se dice ‘conocen la cancha’.

El segundo aporte es que la temática electoral está relacionada con los partidos políticos, por lo cual lo idóneo sería tener en un solo instrumento legal, que puede ser un código, todo lo relacionado a estas instituciones, como la normativa electoral sustantiva y la procesal, sin olvidar infracciones y sus sanciones.

El tercer aporte es la previa reforma parcial constitucional, conducente a varios tópicos. Necesitamos incorporar una segunda cámara legislativa, que sería el Senado, originada en distrito electoral nacional, a diferencia de la cámara de representantes o diputados con origen regional o departamental. También requerimos que la ONPE sea absorbida por el JNE, para no duplicar funciones, como la educación electoral.

Igualmente, el ejercicio del control político en los gobiernos regionales, para que sus titulares sean sujetos a interpelación, atender los requerimientos de información de los parlamentarios y, de ser el caso, pasibles de acusación constitucional. Hasta ahora los gobernadores regionales hacen lo que les da la gana y el resultado es que muchos de ellos pasan de su oficina a la cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *