Panorama Cajamarquino

Provincia de Celendín registra el mayor índice de desnutrición crónica y anemia

En la región Cajamarca. A ello se suman las precarias condiciones económicas con las que deben lidiar día a día los sufridos pobladores.

Celendín (Por: Eler Alcántara Rojas).- Los resultados de la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) y el bajo rendimiento académico, tras la reciente valoración de logros de aprendizaje en alumnos de Celendín, es un indicador más de las serias deficiencias alimentarias que presentan cientos de familias de esta provincia y que la ubican en uno de los primeros lugares con mayor porcentaje de desnutrición crónica y anemia, a nivel de la región Cajamarca.

Marleny Vergara Abanto, decana del Colegio de Enfermeros del Perú, alertó que de las 13 provincias de Cajamarca, Celendín se ha situado en el primer lugar con anemia y desnutrición crónica, sumado a las precarias condiciones económicas con las que deben lidiar día a día los sufridos pobladores.

“Celendín es una de las provincias que tiene la más alta tasa de desnutrición y anemia a nivel de la región, por eso los resultados desastrosos que tenemos en los logros de aprendizajes de los estudiantes. Si tenemos niños desnutridos, con anemia, vamos a tener problemas de rendimiento académico”, aseguró.

Si bien comentó que a nivel nacional Cajamarca supera el 26 % de desnutrición crónica infantil y más del 30 % de menores de tres años están con anemia, lo más preocupante es que Celendín esté muy por encima de estas cifras, lo que muestra la cruda realidad en la que nos desenvolvemos.

Vergara argumentó que existen varios factores que condicionan estos índices, como la pobreza extrema, que impide que las familias tengan acceso a los servicios básicos, y la desatención de las autoridades.

La especialista anotó que otro factor que también llama la atención, es que para la evaluación de infantes, tanto en crecimiento como en desarrollo, no se procedió a la evaluación total debido a la deficiencia de personal, lo que podría incrementar el porcentaje de niños con desnutrición crónica y anemia.

Ante esta cruda realidad, sugirió hacer un trabajo desde la comunidad, con la participación de instituciones de salud, educación, gobiernos locales, organizaciones sociales y familias celendinas.