Panorama Cajamarquino

Reparaciones en la mira

Un compromiso del Poder Ejecutivo para que los actos de corrupción no queden impunes es la reciente creación del fondo financiero para garantizar el pago de las reparaciones civiles de las empresas vinculadas a entrega de sobornos y sobrevaloraciones de obras, caso Odebrecht y compañías asociadas, al Estado.

En medio de un clima de expectativa respecto a la marcha de este caso, el Ejecutivo está haciendo su trabajo en lo que le corresponde, que las obras no se paralicen y asegurar desde ahora que hayan los recursos suficientes para el pago de eventuales reparaciones, mientras el Ministerio Público y el Poder Judicial resuelven el tema penal.

En cumplimiento del Decreto de Urgencia Nº 003-2017 y la Resolución Ministerial Nº 006-2017-JUS que establece sus lineamientos, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos abrió dos cuentas en el Banco de la Nación, en monedas nacional y extranjera, para recaudar los recursos del Fideicomiso de Retención y Reparación previsto en las normas.

Este fondo constituye un patrimonio abonado por entidades públicas, en consorcios o sociedades, para “asegurar que los recursos transferidos a los concesionarios o contratistas se destinen exclusivamente a garantizar la continuidad, ejecución u operatividad de las obras de infraestructura y la prestación de servicios públicos”, según el artículo 5 del decreto.

Hay que tener presente que este es un caso muy complejo, pues, por un lado, se busca garantizar el pago futuro de las reparaciones civiles y, por otro, evitar que las obras de infraestructura a cargo de estas empresas cuestionadas se paralicen, y eso implica garantizar la cadena de pagos.

El Ejecutivo está haciendo su trabajo en lo que le corresponde, que las obras no se paralicen y asegurar desde ahora los recursos para el pago de la reparación civil, mientras se resuelve el tema penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *