Panorama Cajamarquino

Corrupción, el primer problema

Para el 48.1% de los peruanos la corrupción es el principal problema del país, desplazando a un segundo lugar a la delincuencia, que por cuatro años consecutivos encabezaba el ranking, según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Este resultado, sin duda, está influenciado por toda la cadena de denuncias y acusaciones formuladas en las últimas semanas respecto a pagos de sobornos y sobrevaloraciones de obras públicas vinculadas a empresas brasileñas, y que compromete a diversas exautoridades y funcionarios.

Tenemos que resolver un gran problema nacional y toda la ciudadanía debe participar. En ese sentido, para empezar, es necesario desterrar cualquier actitud complaciente con la corrupción, graficada en la tristemente célebre frase de ‘roba, pero hace obra’, y eliminar la práctica de entregar dinero a las autoridades para evitar una multa.

El segundo problema para los peruanos es la delincuencia (44.5%), seguido por la pobreza (19.8%), la falta de seguridad ciudadana (19.1%) y carencia de empleo (13.4%), de acuerdo a los resultados del módulo Gobernabilidad, Democracia y Transparencia (noviembre 2016–abril 2017), que forma parte de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del INEI.

De acuerdo con este estudio, el 2.9% de los jefes de hogar declararon que realizaron pagos extras en forma de regalos, propinas y coimas a un funcionario del Estado, mientras que el 93.6% respondió que no lo había hecho, lo que podría interpretarse como que un porcentaje mínimo de peruanos puede ser tolerante con la corrupción, pero la gran mayoría no convive con ella, lo que es un buen punto de partida para educar e instaurar una política de valores ciudadanos.

Tenemos que desterrar cualquier actitud complaciente con la corrupción, graficada en la tristemente célebre frase de ‘roba, pero hace obra’, y eliminar la entrega de dinero a las autoridades.