Panorama Cajamarquino

Gobierno invertirá S/ 49,500 millones en obras de saneamiento

Ejecutará proyectos de agua potable y alcantarillado en período 2017-2021

 

Un monto total de 49,500 millones de soles invertirá el Gobierno en infraestructura para agua y alcantarillado al 2021, de acuerdo con el Plan Nacional de Saneamiento 2017-2021, aprobado mediante un decreto supremo publicado en el Diario Oficial El Peruano.

El documento señala que para el 2021 se incorporarán a los servicios de saneamiento –agua potable y alcantarillado– cerca de 4 millones y 7.7 millones de peruanos, respectivamente.

Se proyecta también que en ese año se tratará un volumen incremental de aguas residuales de 318.7 millones de metros cúbicos, provenientes de las nuevas conexiones de alcantarillado.

INSTRUMENTO

El referido plan es el instrumento de implementación de la Política Nacional de Saneamiento y de la norma marco del sector. Articula las acciones para alcanzar, en los próximos cinco años, el acceso y la cobertura universal a los servicios de saneamiento de manera sostenible y de calidad.

Asimismo, se alinea con las políticas del Acuerdo Nacional y con lo establecido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y las recomendaciones de los informes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) relacionados al Gobierno corporativo y con la Política Nacional Ambiental.

El Plan Nacional de Saneamiento 2017-2021 calcula que se necesitarán recursos financieros para el cierre de brechas al 2021 por 49,500 millones de soles, de los cuales el 80.1% corresponde a inversiones de ampliación de coberturas; el 16.2% a rehabilitación y el 3.7% para el fortalecimiento empresarial y micromedición.

FONDOS

El financiamiento del plan tiene por base la estructura presupuestal para el sector y, en el mediano plazo, la generación de interna de recursos de las empresas prestadoras públicas sustituirá gradualmente el financiamiento del tesoro público.

La demanda financiera se cubrirá con la oferta de recursos económicos del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) del 2017, estimados a partir del presupuesto institucional y la proyección de inversiones al 2021 que alcanza los 35,700 millones de soles.

También por el endeudamiento proyectado con el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Kreditanstalt für Wiederaufbau por 3,800 millones de soles, que en total suman 39,500 millones de soles.

La oferta se complementa con otros recursos, como el endeudamiento de Sedapal por 1,700 millones de soles; el aporte de las empresas prestadoras, mediante tarifas, por 2,500 millones de soles; el financiamiento de las APP por 1,600 millones de soles, que se incorporan en el quinquenio, que suman un total de 10,000 millones de soles, con lo cual el plan de inversiones se financia en su totalidad.

CONDICIONES

El Plan Nacional de Saneamiento 2017-2021 señala que en el Perú los servicios de saneamiento se brindan a la población sin atender condiciones adecuadas de equidad, calidad, oportunidad y continuidad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el 2016 el Perú tuvo una población estimada de 31.4 millones de habitantes, de los cuales el 77.2% corresponde al ámbito urbano y el 22.8% al rural. Las estimaciones de coberturas señalan que, en la zona urbana, el 94.5% del total de habitantes cuenta con los servicios de agua potable y el 88.3 % con servicios de alcantarillado.

En el ámbito rural, se calcula una cobertura de 71.2% en agua potable y 24.6 % en alcantarillado. De acuerdo a ello, 3.4 millones de peruanos no accede al agua potable y 8.3 millones al alcantarillado en los ámbitos urbano y rural, detalla el documento.

TRATAMIENTO

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) reportó que en el 2015 se trató el 65.4% del total de las aguas residuales producidas por 28 empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS), de un total de 50.

Las 22 EPS restantes no reportaron tratamiento de aguas residuales. La situación es más crítica cuando se analiza la situación de las municipalidades y juntas administradoras de servicios de saneamiento.

El plan señala que las cifras reflejan claramente la inequidad que existe en el acceso a los servicios de saneamiento.