Panorama Cajamarquino

Bravo deja a Cristiano sin final

Un gigante dejó a Portugal sin final y catapultó a Chile a su tercera final de un gran torneo en tres años. Claudio Bravo volvió a elevar a la ‘Roja’ al infinito. Como hiciera ante Argentina para levantar dos Copas América de forma consecutiva, el meta del City, récordman de partidos y títulos en su país, se vistió de héroe para aniquilar a la ‘Seleçao’. Después de venir de una lesión, de perderse los dos primeros partidos, se salió en las semifinales. Hizo una tanda perfecta: frenó a Quaresma, Moutinho y Nani adivinando sus tres chuts. Dos a su derecha y uno a su izquierda. Dio brillo a un 0-0 en el que el equipo de Pizzi tuvo más opciones durante 120 minutos.

Portugal y Chile no se dejaron nada. Se vaciaron. Portugal y Cristiano corrían y Chile dominaba. En una jugada loca, Alexis dejó solo a Vargas pero Rui Patrício empequeñeció su tiro. Estaba adelantado el punta de Tigres. La respuesta fue una contra que Ronaldo convirtió en un pase que dejó franco a André Silva. Bravo dejó en nada el tiro del nuevo punta del Milan.

André Gomes se cansó de lanzar tiros desde el borde del área. Estuvo bien pero le faltó claridad. Chile y Portugal se zafaron, se pegaron y llenaron de sudor Kazán. Bernardo Silva dejaba detalles, Vidal construía de forma industrial el fútbol chileno mientras Alexis y Ronaldo se convertían en asistentes. Dejaron los goles para otro día.

El partido no tenía tregua. Beausejour e Isla eran dos puñales por los laterales. Por la izquierda, encontró a Vidal para que rematara fuera. Cristiano se rebeló con dos latigazos infructuosos: uno lo paró Bravo y otro tocó en Isla antes de irse a córner. El partido se consumía sin goles.

En la prórraga, Portugal y Chile se dosificaron pero ‘La Roja’ aceleró en el último suspiro. Fonte pisó a Silva dentro del área en un penalti claro que ni el árbitro ni el VAR señalaron. Alexis cabeceó fuera una ocasión clara. El efecto mandó el balón de dentro a fuera lamiendo el palo. Vidal se topó con el palo y el rechace lo mandó Rodríguez al larguero. Chile rozaba el triunfo pero no lo conseguía. No llegaba a la orilla.

Pero no se ahogó la ‘Roja’. Bravo remó con sus paradas hasta la final. Sus guantes bloquearon a Quaresma, Moutinho y Nani. Vidal, Aránguiz y Alexis no fallaron. Bravo por Chile.