Panorama Cajamarquino

Indecopi atenderá en oficina en Municipalidad Provincial de Jaén

Para recibir denuncias de la población que es víctima de maltrato y de un pésimo servicio.

Jaén (Por: Félix Adrianzén).- Ante el constante reclamo y denuncias de la población, que viene recibiendo de los diferentes establecimientos comerciales un mal servicio y por la abundante publicidad engañosa, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) instalará en estos días una oficina que funcionará en el área de Rentas de la Municipalidad Provincial de Jaén.

A raíz del pedido que formulara el regidor Wincler Delgado Monteza, en reciente sesión de Concejo, por una mayoría se aprobó la instalación de una oficina del Indecopi, para que reciba las denuncias de la población que es objeto de maltrato y de un pésimo servicio de parte de los diferentes rubros empresariales existentes en esta ciudad.

Para ello, funcionarios de ambas instituciones firmaron un convenio. Indecopi capacitará al personal de la municipalidad que se encargará de atender y recibir las quejas, mientras que la municipalidad facilitará una oficina en el área de Rentas. Así, la población podrá plantear sus denuncias, no solo de los establecimientos comerciales, sino también del mismo gobierno local.

Por su parte, Delgado manifestó que si bien es cierto que se ha logrado instalar Indecopi en Jaén, eso no quiere decir que el trabajo concluye ahí, sino, muy por el contrario, en adelante él y sus homólogos concejales asumirán con mucha responsabilidad una constante vigilancia para hacerse cargo de las diversas denuncias y acudir en apoyo de la población en materia de fiscalización.

“Ahora los operativos inopinados se harán más frecuentes, teniendo cerca el apoyo del Indecopi”, indicó.

DATOS

El Indecopi fue creado en noviembre de 1992, mediante el Decreto Ley N° 25868.

Tiene como funciones la promoción del mercado y la protección de los derechos de los consumidores. Además, fomenta en la economía peruana una cultura de leal y honesta competencia, resguardando todas las formas de propiedad intelectual: desde los signos distintivos y los derechos de autor hasta las patentes y la biotecnología.