Panorama Cajamarquino

Ni un paso atrás

La presencia de remanentes terroristas en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) continúa siendo un tema pendiente para el Estado peruano; por eso es importante no bajar la guardia, mantener las operaciones militares, que junto con una estrategia de desarrollo social para su población nos permitan lograr la ansiada pacificación.

El ministro de Defensa, Jorge Nieto, ha dicho que la lucha contra los sediciosos es constante y rigurosa, pues el objetivo del Gobierno es consolidar el control territorial efectivo de la zona.

Agrega que si bien el fenómeno de la subversión en el Vraem se ha reducido en su forma militar, su sector se mantiene vigilante y en constante coordinación con la Policía Nacional del Perú para hacer frente a la asociación que existe entre el terrorismo y el narcotráfico.

Nieto indica que los elementos terroristas con presencia en el área han abandonado su proyecto de instaurar formas de poder mediante el terror y se han aliado al narcotráfico, dando paso al fenómeno del narcoterrorismo, frente al cual –asegura– el Gobierno no bajará la guardia.

En el Vraem existen más de 18,000 hectáreas sembradas de coca, pero aún no se ejecuta la reducción de los cultivos ilícitos debido a la presencia de remanentes terroristas.

La decisión política expresada por el ministro es clave en un contexto en el que existe un reagrupamiento de sectores radicales vinculados con Sendero Luminoso, como el Movadef, que generan violencia y buscan insertarse en la democracia peruana, sin haber renunciado a los métodos subversivos. Hay que evitar que estos intereses se encuentren.

El 31 de julio pasado se produjo un enfrentamiento entre patrullas del Comando Especial Vraem con presuntos terroristas de Sendero Luminoso en la zona conocida como Nuevo Horizonte, distrito de Llochegua, provincia de Huanta, en Ayacucho, con el saldo de un soldado muerto y aparentemente siete delincuentes abatidos. No olvidemos que los sediciosos se llevan los cuerpos de sus caídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *