Panorama Cajamarquino

Hallan cadáver de hombre que desapareció en el río Marañón

Aún falta ubicar a otros tres ocupantes del bote que naufragó la noche del pasado viernes, mientras pescaban.

Celendín (Por: Eler Alcántara Rojas).- Al promediar las 5:00 p.m. del pasado domingo, 7 de enero, fue encontrado el cuerpo sin vida de uno de los cuatro desaparecidos, entre ellos un menor de edad, que estaban a bordo del bote que naufragó en las turbulentas aguas del río Marañón la noche del viernes 5, en el distrito de Balsas, provincia de Chachapoyas, en la región Amazonas.

El cadáver del infortunado hombre ha sido identificado como Leoncio Abanto Araujo (44) y fue hallado en las orillas del río Marañón, en una de las playas del distrito de Cumba, perteneciente a la provincia del Utcubamba, en la región Amazonas, informaron las autoridades del lugar.

Personal de la Comisaría Rural de la Policía Nacional de Balsas adelantó que en las próximas horas los restos encontrados serán trasladados hasta la ciudad de Celendín, para que sus familiares le den cristiana sepultura, para ello la Fiscalía de Leymebamba viene haciendo todas las coordinaciones con el representante del Ministerio Público de Bagua Grande.

Mientras tanto, continúan desaparecidas las otras tres personas que acompañaban a Abanto Araujo cuando la lancha en la que se encontraban, durante una noche de pesca, fue arrastrada por las torrentosas aguas del caudaloso río Marañón. Se trata de Alex Jhon Livaque Barboza (21), Herson Ludeña Guevara (38) y el menor Jimmy Sánchez Cabrera (15).

Trascurridas más de 48 horas del lamentable naufragio, se pierden las esperanzas de encontrar con vida a los tres desaparecidos; sin embargo, agentes policiales de Balsas, personal rescatista y pobladores de la ribera del Marañón continúan incansables con las labores de búsqueda.

A ellos se suman agentes de la Comisaría Sectorial de Celendín y los propios familiares, quienes rezan porque ocurra un verdadero milagro o por lo menos encuentren los cuerpos de sus seres queridos para darles cristiana sepultura.