Panorama Cajamarquino

En Honduras: Hernández llama a la “reflexión” y manifestación “pacífica”

Tegucigalpa (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, hizo un llamamiento a la “reflexión” y la manifestación “pacífica” en su país, luego de la protesta del viernes convocada por la oposición en contra del presunto “fraude” en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017.

“Hoy como ayer llamó a la reflexión a los liderazgos y a las y los hondureños sobre la importancia del derecho a reunirse y manifestarse de manera pacífica”, indicó Hernández en Twitter.

Hernández fue reelegido en los comicios de noviembre, según la declaración del Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que no reconoce el excandidato presidencial de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, quien el viernes dijo que se debe evitar que el gobernante asuma el 27 de enero un segundo período.

“Al ejercicio de estas libertades fundamentales también deben sumarse avenidas para buscar la armonía y la paz para la Honduras que todos merecemos, entre estas el diálogo franco y abierto”, indicó en otro mensaje el gobernante hondureño, quien asumió el poder el 27 de enero de 2014.

Nasralla señaló el viernes, antes de que se desatara la violencia en la manifestación que terminó frente a la Casa Presidencial, en Tegucigalpa, que la protesta de ese día era “un ensayo” de lo que vendrá a partir del día 20, “por tiempo indefinido hasta que Juan Orlando se vaya del poder”.

“Sin embargo, el ejercicio de estas libertades no puede conllevar la violencia, los daños a la propiedad y a terceras personas. Esto ya no puede considerarse formas pacíficas de ejercer estos derechos”, dijo Hernández en alusión a los incidentes violentos del viernes que dejaron más de 20 lesionados.

El gobernante reiteró que “la autoridad tiene el mandato también de proteger los derechos de los demás”, y que “esto debe hacerse conforme procedimientos y estándares nacionales e internacionales ya establecidos”.

La protesta del viernes fue encabezada por Nasralla y el coordinador general de la Alianza de Oposición, el expresidente hondureño Manuel Zelaya, aunque el excandidato presidencial se retiró cuando los cuerpos de seguridad comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas.

La marcha del viernes en la capital hondureña inició pacífica, pero al llegar frente a la Casa Presidencial se tornó violenta con un enfrentamiento entre manifestantes y policías y militares.

Algunos manifestantes, en su mayoría con su rostro cubierto, rompieron con piedras, palos y otros objetos contundentes los cristales frontales del Hotel Marriot y otros comercios que se localizan en los alrededores de la Casa Presidencial.