Panorama Cajamarquino

Algunas familias aún conservan la tradición carnavalera

Por :Pedro Aliaga

Hola, hola, cajachitas y cajachitos, ya entramos a casi el último tramo de esperar al amo y dueño de la fiesta de Cajamarca que después llega a toda la comarca de su reino, y hay tanto que hablar de ella, de la bella estrella que sobresale en estos días de febrero el mes tan esperado para dar rienda suelta a la algarabía.

Los barrios siempre los barrios, los cajachitos saben muy bien que tienen que preparar todo para recibir al pelón Ño Carnavalón el sábado por la mañana, donde van a chupar, bailar, eso sí con  ponderación para no a la ir a la cana.

Bueno ps’ este carnaval vamos a reencontrarnos con los viejos amigos, familiares y conocidos en algunos lugares donde tradicionalmente se celebra el carnaval, una de esas casa es la de Don Juan Jave Huangal, donde se llega y es atendido de mil maravillas con su puchero, su rocoto con huacatay, chicharrones, mani, la infaltable chichita colorada y, luego a cantar y bailar, gracias don Juanito gran carnavalero de antaño para el no pasan los años.

Y de juro que mi carnavalero Tizne ya está también preparando el sanacochao, la chicha, y todos los menjunjes y elixires para el sábado de carnaval, allí nos espera el Víctor Tiznado, cantamos, nos embebemos, comemos opíparamente los más sabroso del carnaval, este año sin duda no será la excepción mi querido Tizne.

Otro gran carnavalero es mi pata del alma Alá Miro, quien también se prepara, pero más se dedica a seleccionar y confeccionar su disfraz para el desfile de Patrullas y comparsas, con que sorpresa nos saldrá este año el coche.

Pelayo Roncal no se queda atrás, pucha que también se prepara un puchero para chuparse hasta los dedos de los pies, por eso el culebra Rodas está ansioso que sea sábado de carnaval para llegar a la casa de su compadre, aunque el machimina no canta ni pio, pero me dicen que está lavando mucho algunos de sus atuendos carnavaleros para visitar a Pelayito, por eso el Jara ahora le dice a la culebra lavandero al muy pendenciero y mujerie……

Y los negros Correas también se preparan pa’ este carnaval, ya han afinados sus guitarra, matado el chanchito, hacer el sancochao y, este año con más gusto porque Martincito Alvarado ha quedado bien parado en el concurso de coplas, segundo puesto, por un puntito Marticito y la hacías, el otro añito será un mejor carnavalito, buena Martín, no pierdas la tradición de esa viejita carnavalera La Mamá Anita que desde el cielo con su alma bendita nos ve y se alegra de que se sigan cantando sus coplas y versos del carnaval.

Bien mis carnavaleros de hoy mañana y siempre, me despido, no sin antes hacerles recordar. Pórtense bien que nada les cuesta. Chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.