Panorama Cajamarquino

COLUMNA VANGUARDIA  PEDAGOGICA

 Alfabetización científica y tecnológica en las II.EE

 Por Walter Vargas Cabanillas-Consulto Pedagógico

 En las actuales circunstancias de cambio continuo e incertidumbre bien valdría la pena abordar la génesis de la alfabetización científica y tecnológica a nivel global para luego analizar lo que habría que implementar en este campo a nivel de II.EE en nuestro país. Siguiendo a (Furio y Vilches: 1997) una primera aproximación a la alfabetización científica, significara que la gran mayoría de la población dispondrá de los conocimientos científicos y tecnológicos necesarios para desenvolverse en la vida  diaria, ayudar a resolver los problemas y necesidades de salud y supervivencia básicos , tomar conciencia de las complejas relaciones entre ciencia y sociedad y, en definitiva, considerar a la ciencia como parte de la cultura de nuestro tiempo.

Ahora, si tratamos la alfabetización científica y tecnológica en las II.EE diremos que la NSTA(National  Science Teachers Association: 1982) definió una persona alfabetizada científicamente como aquella capaz de comprender que la sociedad controla la ciencia y la tecnología a través de la provisión de recursos, que usa conceptos científicos, destrezas procedimentales y valores  en la toma de decisiones diaria, que reconoce las limitaciones así como las utilidades de la ciencia y la tecnología en la mejora del bienestar humano.

De otro lado, el informe de la UNESCO del proyecto 2000 + refleja la posición clásica “La distinción  (entre cultura científica y cultura tecnológica) resulta del hecho de que la ciencia se preocupa esencialmente de comprender los fenómenos y de arribar a probar “verdades” científicas, mientras que el fin de la tecnología es el de aportar soluciones a problemas concretos (UNESCO, ED-93).

Sin embargo en esta ocasión, comparto con Uds. amables lectores las opiniones educativas en torno al tema que abordamos, así tenemos que las escuelas constructivistas pusieron en evidencia que las verdades científicas no caían del cielo, sino que eran respuestas humanas, para humanos. El constructivismo ve las representaciones científicas como modelos intelectuales construidos. El autor Layton nos sugiere que en el pasado los profesores de ciencias han utilizado las aplicaciones tecnológicas para hacer más comprensibles  los conceptos y las ideas científicas. Sintetizando ideas, las tecnologías deben ser vistas como aplicación de las ciencias.

Quisiera finalizar el presente artículo invitando a los profesores que gestionan el aprendizaje del área de Ciencia y Tecnología en Primaria y Secundaria, alfabetizar a sus alumnos aplicando en sus clases el método científico, es decir: observar, formular hipótesis, experimentar y concluir haciendo uso de laboratorios en la construcción del conocimiento empleando sobre todo el pensamiento divergente apuntando al logro de las competencias programadas utilizando el enfoque critico reflexivo y ejecutando actividades de alta demanda cognitiva; ejemplos a tener en cuenta en las diferentes áreas curriculares : comprensión de información, realizar inferencias, elaborar resúmenes emitiendo opinión, resolver problemas, emitir juicios de valor, inventar acrósticos, inventar poesías, crear juegos matemáticos, etc ; y al mismo tiempo integrar la Ciencia y Tecnología con el área de Matemática que es la ciencia lógica que nos da mayor soporte para hacer el ejercicio mental de PENSAR y resolver los problemas académicos que se nos presentan en el día a día en escuelas y colegios.