Panorama Cajamarquino

No permitamos 4 años más de atraso para Cajamarca

 

Hola, hola, cómo están mi cajachitos, qué rápido pasa el tiempo, ya se nos va febrero, las lluvias sí que le siguen dando, hay que rogar al taitito y al amito que ya calmen un poco porque si deno se malogran las cosechas; claro, siempre las aguas son una bendición del divino, pero el té es hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que nuestras aguas se pierdan y solo vayan a las grandes represas de la costa, mientras tanto en época de estiaje nos morimos de sed.

Pero aparte del agua de la cual sacaron buen provecho los políticos locales, unos están de alcaldes, regidores, otros llegaron a gobernadores y consejeros regionales, otros a congresistas; en fin, engañaron al pueblo con ese discurso encendido del cuidado del agua, de la cabecera de cuenca, del medio ambiente, etc., etc., pero Cajamarca con tanta palabrería y promesa no ha avanzado ni pio como dice la Candicha, está más pobre, olvidada, rezagada económicamente, no hay chamba, la pobreza campea, de qué valió tanta predica, que aparte de que desperdiciamos el agua y nos morimos de sed, ahora tenemos sed de justicia, de desarrollo, de acabar con la pobreza y tantas lacras sociales que vienen hundiendo a Cajamarca.

Se vienen las elecciones y como siempre algunos siguen con el disco rayado de que Cajamarca está así como está por las mineras que consumen agua, que explotan en cabecera de cuenca, por la derecha, por el capitalismo, por Yanacocha, y ese discurso nuevamente será volcado en el campo para obtener votos de los campesinos.

La verdad es que da coraje que esa predica solo sirvió para que lleguen al poder y desde el poder no se haya podido en ocho años hacer nada para sacar a Cajamarca de la postración económica, social y política en la que se debate.

Serán a los mejor cuatro años perdidos, más de atraso, quien de los políticos que se presentarán tendrá por lo menos un ápice de decencia, de honradez, de sinceridad con nuestro pueblo; y no se diga solo por los de la izquierda, de toda laya aparecerán en estas elecciones municipales y regionales, la verdad es que han fracasado, seguirá el pueblo dándole a esa izquierda otra oportunidad, para que solo usufructúen del poder. La pregunta es: ¿cómo entraron y cómo saldrán después de dos periodos de gobierno? Claro que no más pobres, sino decirles, para no herirlos y se piquen, más pudientes que antes.

Ya alguien ha dicho muy bien: “Un pueblo que elige malos políticos y corruptos, no es víctima, es cómplice”. No volvamos a caer en lo mismo mis cajachos y esta vez no se equivoquen, voten y den la confianza a los mejores.

 

Hasta mañana.