Panorama Cajamarquino

¡Alianza se quedó con el primer Clásico!

 

Clásico se tiñó de azul y blanco en el Monumental. Viniendo de atrás, Alianza Lima derrotó 3-1 a Universitario con goles de Alejandro Hohberg, Rinaldo Cruzado y Janio Pósito. Anthony Osorio había adelantado para los cremas.

Los clásicos no se juegan, se ganan, reza una popular frase que acompaña esta clase de partidos y eso hizo Alianza Lima. Aguantando como pudo un primer tiempo en el que Universitario de Deportes fue amplio dominador del partido, jugando a su antojo y demostrando que la juventud de su plantel puede poner en aprietos hasta al más pintado, pero en el que terminó ganando la experiencia de los dirigidos por Pablo Bengoechea.

Porque los íntimos supieron aguantar el vértigo y versatilidad que mostró la ‘U’ para atacar. Es cierto, llegó el gol de Anthony Osorio pero Alianza siguió aguantando a su manera, ‘ratoneando’, tirándola larga y haciendo figura a Butrón. Porque los clásicos se ganan y eso sucedió al final. Aunque el gol de Hohberg sobre el final del primer tiempo fue vital. El físico le jugó en contra a los de Troglio y ahí fue que la visita se agrandó.

Llegó el penal de Schuler a Hohberg y la gran pegada de Rinaldo Cruzado para poner arriba a Alianza Lima y finalmente el tanto -de porfiado- de Janio Posito que aprovechó un error infantil de Adán Balbín. Un 3-1 que futbolísticamente no es justo, pero que hace más creíble eso de que los clásicos no se juegan, se ganan.

Ahora, a los íntimos se les viene Boca Juniors, la verdadera prueba de fuego y en el que los hinchas espera mucho más que lo mostrado hasta ahora. Es el debut copero y se tienen que hacer más grandes. En tanto Universitario de Deportes sigue en el fondo de la tabla del Grupo A.