Panorama Cajamarquino

Denuncian la usurpación del terreno del Centro de Salud de Samanacruz

 

La jefa del establecimiento refiere que desde el 2011 empezaron problemas con grupo de personas que dicen ser representantes de la Iglesia y reclaman el lote.

Por: Jorge Luis García Flores

Personal del Centro de Salud de Samanacruz acudió a la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa para denunciar a Flavio Salazar Cabanillas (párroco), Abel Merma Chilón, Aníbal Quito Calua, Edy Carrasco Chávarri, Elva Carrasco Chávarri, Renzo Díaz Carrasco y quienes resulten responsables, por la supuesta comisión del delito contra el patrimonio en su modalidad de usurpación.

La jefa del Centro de Salud, Gladys Arbildo Rojas, refiere que desde el 2011 empezaron los problemas con un grupo de personas que afirman ser representantes de la Iglesia y reclaman el terreno, en donde está el establecimiento, como propiedad de la capilla Samanacruz.

Para ello colocaron un cerco de madera y alambres de púas, impidiendo el paso de pacientes y trabajadores del Centro de Salud, al módulo de emergencia y farmacia, aun sabiendo que no se puede interrumpir ni negar la atención de la población que la requiere.

DOCUMENTACION

El predio en donde funciona el Centro de Salud de Samanacruz está inscrito en la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp), a favor del Estado peruano, representado por la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Cajamarca.

Según se pudo constatar, en el acervo documentario de la Oficina de Control Patrimonial se cuenta con la documentación pertinente que sustenta tal inscripción: Título de Inscripción Definitiva de Dominio – Partida Literal N°: 11117377, Copia Literal de Inmatriculación Copia Literal de Anotación Preventiva de Dominio, Memoria Descriptiva Plano de Localización y Plano Perimétrico.

También cuenta con la Resolución Directoral Subregional Sectorial N°304-97-SRSC-IV-P (6/10/1997), la misma que indica la creación y funcionamiento del Centro de Salud de Samanacruz, es decir este establecimiento viene ofreciendo sus servicios a la población de ese lugar desde hace más de 21 años.

Se tiene, además, otro documento fundamental. En la Escritura Pública N°340 del 17 de febrero del 1966, se indica claramente: “Donación de un lote de terreno, Cedentes: David y Manuel Calua Tafur. Adquiriente: Estado, Linderos: Por la cabecera: Carretera Cajamarca – Bambamarca. Por el costado derecho entrando: Propietarios Rodrigo Arribasplata, Carmen Bustamante, y Jesús Infante. Por el pie: Río Mashcón. Por el costado izquierdo: Quebrada Colpamayo.

ACCIONAR
DE DIRESA

Ante estos hechos, Arbildo Rojas se apersonó a la Diresa y se entrevistó con el director Simón Estrella Izarra, quien inmediatamente se reunió con Gilberto Torres, de Patrimonio; el asesor legal, Manuel Chacha; y personal de la Red de Salud Cajamarca, enrumbando hacia el Centro de Salud para verificar los hechos.

Chacha indicó que se solicitarán las garantías para el personal que labora en el local, además se presentará en el Ministerio Público la documentación necesaria en donde se demuestra que el terreno en disputa es propiedad de la Dirección Regional de Salud de Cajamarca, por lo que en el transcurso de los días se procederá a la delimitación correspondiente. De esta manera se garantiza la atención de los pacientes.

SE ATIENDE A 7
MIL PERSONAS

Lo más preocupante de todo es que existe una población de más de 7 mil personas que se atienden a diario en el Centro de Salud de Samanacruz.

“Hay principalmente madres, niños, mujeres gestantes y varones que cuentan con la atención que se les brinda en ese lugar. No existe otra alternativa cercana para ellos y en caso de necesitar una atención, ya sea normal o por emergencia, tendrían que venir hasta la ciudad para lograrlo”, manifestó Estrella.

“Más allá de los problemas de limitación, lo importante es velar por la salud de esas personas. No sé si la comunidad de ese lugar estaría de acuerdo con la desagradable posibilidad del cierre de este Centro de Salud”, agregó.

“Nosotros hemos puesto todo de nuestra parte con el fin de llegar a un acuerdo y solucionar este impase cuanto antes, y ello a pesar de que contamos con toda la documentación que acredita al Estado como propietario del terreno. Lo primordial aquí es seguir trabajando en la salud de las personas y en eso deben pensar los interesados en el terreno. Al final, ellos mismos pueden llegar en algún momento a necesitar del Centro de Salud”, finalizó.