Panorama Cajamarquino

Adjudicación de Michiquillay fue gracias al apoyo de comunidades campesinas

 

ProInversión implementó intenso trabajo de socialización con pueblos de Michiquillay y La Encañada.

La exitosa adjudicación de Yacimientos Cupríferos de Michiquillay es resultado del compromiso y apoyo de las comunidades campesinas de Michiquillay y La Encañada al proyecto, informó la directora de Inversiones Descentralizadas de ProInversión, Denisse Miralles.

Dicho éxito se ha traducido en un compromiso de pago del adquirente a favor del Estado de US$ 400 millones por la transferencia de la concesión (de los cuales el 50 % irá al Fondo Social Michiquillay), también el compromiso de pago de regalía contractual de 3 % (el 50 % del monto que se obtenga por este concepto también irá al Fondo Social Michiquillay).

Así, el beneficio para las comunidades campesinas es muchísimo mayor que lo que se obtuvo en el proceso desarrollado en 2007. Además, el precio de transferencia ofertado por Southern Peru Copper Corporation es 16 veces el precio base, comentó Miralles.

Recordó que inmediatamente convocado el concurso público internacional, en agosto de 2017, ProInversión implementó un intenso trabajo de socialización con las comunidades campesinas de Michiquillay y La Encañada, que están en la zona de influencia directa del proyecto, así como con distintos representantes de la región Cajamarca.

“La socialización del proyecto se concretó a través de talleres informativos y participativos, así como mediante la realización de mesas de trabajo. Fruto de este proceso de socialización, los comuneros de Michiquillay y La Encañada tuvieron la oportunidad de incluir mejoras en las bases y el contrato de transferencia del proyecto, consiguiendo mayores beneficios económicos, sociales y ambientales para sus comunidades”, explicó Miralles tras participar en una reunión de trabajo en Cajamarca.

Sostuvo que el trabajo desarrollado por ProInversión estuvo articulado y coordinado con el Ministerio de Energía y Minas (MEM). En ese sentido, agregó que el éxito del proceso de promoción y adjudicación del proyecto Michiquillay también es resultado del alto nivel de colaboración y coordinación entre entidades.

SIGUIENTES PASOS

De otro lado, Denisse Miralles informó que luego de la adjudicación del proyecto a Southern Peru Copper Corporation, actualmente se viene coordinando con la empresa en la elaboración y preparación de los documentos para la firma de contrato, la que podría darse hacia finales de marzo o inicios de abril.

“Después de la firma del contrato, la empresa y las comunidades campesinas -que son titulares de los terrenos- podrán firmar acuerdos para obtener autorizaciones y el uso del terreno superficial de las áreas necesarias para desarrollar el proyecto; para luego pasar a la fase de exploración; dentro de la cual realizarán el estudio de factibilidad que comprende el Estudio de Impacto Ambiental”, comentó.

Finalmente, señaló que ProInversión viene trabajando intensamente en promover proyectos de inversión público-privada de gran envergadura e impacto social que el país necesita.