Panorama Cajamarquino

Contribución al progreso y bienestar

Por: José Wilmer Zárate Vega (*)

Marzo se ha convertido, para muchos ciudadanos, en un mes de desazón debido al pago del impuesto a la renta. Y ello ocurre porque la creencia popular es que los impuestos no son gastados apropiadamente para el progreso del país. Pero felizmente nuestra cultura tributaria ya es consciente de que debemos pagar nuestros impuestos con el fin de ayudar a conseguir bienestar para la población.

Lo más importante del año pasado fueron 50 medidas, puestas en práctica que han permitido mejorar la recaudación fiscal, lo cual obviamente ha tenido un impacto positivo, pues las proyecciones respecto a los recursos son de 101,622 millones de soles, lo cual significa un 12 % más en comparación con el año anterior.

Al respecto, el jefe de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), Víctor Shiguiyama, reveló que, del monto antes indicado, otro factor que ha coadyuvado a mejorar la recaudación es el sistema telemático, por el cual, en los próximos años, será muy difícil que las empresas puedan evadir sus responsabilidades tributarias, toda vez que todo el tejido empresarial estará inmerso. De esta manera, la Sunat podrá cruzar información y conocer el flujo de materia prima, productos y dinero. Sin duda, es importante; pero es el comienzo de algo mejor para todos los peruanos.

Por ello, la bancarización de los pagos es una de las medidas más acertadas: cualquier pago igual o superior a los 3 500 soles o 1 000 dólares, de acuerdo con el D. S. Nº 150-2007-EF, se deberá realizar por medio del sistema financiero, lo cual resulta en beneficio no solo del seguimiento de los pagos, para evitar el lavado de activos, sino que además reducirá los delitos de robos, tal como se ha previsto. Otras medidas que alientan el pago de los impuestos en los contribuyentes de cuarta categoría es que se pueden realizar deducciones por conceptos de salud, siempre y cuando se acrediten los honorarios médicos y odontológicos, así como también “los gastos por intereses de créditos hipotecarios para primera vivienda efectuados en copropiedad se consideran atribuidos al copropietario al que se le emitió el comprobante de pago”, tal como lo indica la norma.

A lo señalado, es importante resaltar que la emisión de facturas, recibos y otros documentos de manera electrónica, que en principio puede significar un problema para el grueso de la población, en la práctica será importante para el registro adecuado en la evolución de los ingresos de los peruanos, pues asegura una recaudación fiscal efectiva.

Todo esto, finalmente, tendrá repercusiones para el equilibrio fiscal y contribuirá al progreso y bienestar común de toda la población; será el comienzo de algo mejor para que todos los peruanos sientan que los impuestos son gastados apropiadamente en educación, salud e infraestructura.

 

(*) Socio principal de Zarconsac.