Panorama Cajamarquino

Balón dividido

Neymar pide uno; Thiago Silva solicita otro. No parece que haya pelea en los camerinos del PSG, pero sí opiniones divididas sobre quien debería el próximo entrenador del equipo. Unai Emery no seguirá al no renovársele el contrato para la próxima temporada, por lo que Nasser Al-Khelaifi deberá decidir por un nombre para que continúe con el proyecto Champions League. El jeque árabe apuesta por Antonio Conte, aunque los jugadores mencionados tendrían dos nombres distintos para enderezar el barco parisino.

‘Paris United’ indica que Neymar ha solicitado que Luis Enrique sea el próximo entrenador, mientras que Thiago Silva desea que vuelva Carlo Ancelotti. En una temporada al mando del PSG, el técnico italiano logró caer bien entre los jugadores, por lo que su regreso – no tiene equipo en la actualidad – mantendría unida a una plantilla, de quien se dice que está conformada por tres clanes, los brasileños, franceses y los argentinos y uruguayos.

Por otro lado, el PSG desmintió este domingo que el brasileño Neymar haya pedido un aumento de salario como condición para quedarse en el club francés la próxima temporada, según informa la web del diario “L’Équipe”.

La entidad, propiedad de un fondo catarí, salió así al paso de la información difundida ayer por el diario británico “The Times”, según la cual el jugador, por el que el PSG pagó 222 millones de euros, ha pedido cobrar 54 millones de euros anuales, frente a los algo más de 40 millones de su contrato actual.

El rotativo señaló que el brasileño ha puesto esa condición para continuar, frente a las ofertas que tiene de grandes equipos, como el Real Madrid. Todo parece claro, por ahora.