Panorama Cajamarquino

Selección logró su primer triunfo amistoso

Demostrando un buen avance en su juego, la selección peruana venció 2-0 a Croacia en el Hard Rock Stadium de Miami y pasó su primer examen de los cinco que tiene antes de llegar al Mundial de Rusia 2018. Los goles fueron convertidos por André Carrillo, a los 11 minutos, y Edison Flores, a los 47.

La selección nacional realizó un buen trabajo en el primer tiempo. Desde el minuto inicial presionó a los croatas que no mostraron el nivel que vienen precedidos.

El técnico Gareca pobló el medio campo y eso permitió que sus pupilos jueguen con tranquilidad. No rifaron el balón y desarticularon toda ofensiva de los europeos encabezada por Luka Modric y Rakitic, quienes intentaron hacer su fútbol.

Si bien la parte ofensiva no tuvo contundencia, Perú mostró una zona defensiva sólida. Anderson Santamaría y Christian Ramos hicieron desaparecer a Mandzukic y Perisic.

Perú encontró un premio a su aceptable desempeño a los 11 minutos cuando André Carrillo, tras forzar un error defensivo croata,  envía un remate, que desvía en el zaguero Vida, para vencer al meta Danijel Subasic y poner el 1-0.

Para el complemento, Perú lejos de replegarse salió con mayor agresividad. Farfán ante un centro de Carrillo cabeceó contra el piso y el bote dio con la pelota por encima del travesaño.

Y a los 47′, llegó el segundo tanto en una jugada explosiva, de contragolpe, con Farfán lanzado en ataque y con terreno libre por delante, pisó el área y sobre la salida del arquero, sin ángulo, remata y Subasic desvía algo, pero Flores con la marca encima mete la pierna y la empuja para poner el segundo.

Cáceda se erigió como la muralla en esos minutos finales, cuando los cambios en Perú, debido a las circunstancias de jugar con uno menos, no daban el resultado esperado.

Al final, una victoria importante para iniciar un ciclo de cinco partidos donde el funcionamiento será lo más importante. Ganarle a un rival como Croacia, con jugadores de nivel mundial como Rakitic y Modric, podría ser casi una victoria histórica, pese a ser un amistoso.