Panorama Cajamarquino

INFORME – Página del Instituto Peruano de Economía  en convenio con Panorama Cajamarquino

 

 

 Un destello de luz

 Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la región Cajamarca creció 4% en el tercer trimestre de 2017, con lo cual habría salido de una profunda recesión económica, que llegó a acumular ocho trimestres consecutivos de caída. Así, por primera vez en cinco años, Cajamarca tuvo un mejor resultado que el promedio nacional. Dicho resultado responde, en gran parte, a la expansión de los sectores minería y construcción, a pesar de la continua caída de los sectores manufactura y agropecuario. Las proyecciones, sin embargo, indican que la producción de oro caería en el cuarto trimestre y Cajamarca volvería al tramo negativo.

EL HIPO DEL ORO

El sector minería creció 7% en el tercer trimestre de 2017, luego de registrar severas caídas en 18 de los 19 trimestres previos. Dicho resultado responde, principalmente, al crecimiento positivo de la producción de oro (6.1%), luego de ocho trimestres en negativo. Adicionalmente, volvió a crecer la producción de cobre (11.4%), luego de un primer semestre del año en rojo, y se afianzó la recuperación de la producción de plata (39.9%) por segundo trimestre consecutivo.

La producción de oro, sin embargo, continuaría la trayectoria negativa de los últimos 12 años, luego del pico máximo en 2002. Dicha trayectoria se basa en una menor producción de la minera Yanacocha, ante menores leyes de minerales de sus actuales yacimientos y las dificultades para ampliar sus operaciones. Al respecto cabe mencionar que, al cierre del 2017, se espera que la producción de oro de Cajamarca sea de apenas 1 millón de onzas finas, el valor más bajo desde 1996.

CONSTRUCCIÓN SE RECUPERA

En el tercer trimestre, el sector construcción creció 11.5% debido, principalmente, a los proyectos de inversión pública y privada. Entre ellos, destaca la construcción del Mercado Zonal Sur en el distrito de Cajamarca, y el mejoramiento y ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado en las provincias de Chota y Cajamarca. Adicionalmente, entre los proyectos privados destaca la ampliación del centro comercial El Quinde de Cajamarca en el centro de dicha ciudad.

MANUFACTURA CON PROBLEMAS

La manufactura de Cajamarca volvió a caer por cuarto trimestre consecutivo. En el tercer trimestre de 2017, dicho sector registró un crecimiento negativo de 4.7%, como resultado de la menor producción de productos lácteos, como el queso, el manjar blanco, el yogurt y la mantequilla. Según la Sucursal Trujillo del Banco Central de Reserva, esto responde, en gran medida, a dos motivos relacionados al Fenómeno del Niño Costero que afectó el norte del país a inicios del 2017.

El principal motivo ha sido una menor producción de leche debido a una disminución en los rendimientos ganaderos ante una caída en la disponibilidad y la calidad de los pastos en las provincias de Chota y Cajamarca. Adicionalmente, debido a la destrucción de infraestructura vial, el acopio de la leche se ha visto severamente afectado, principalmente de las zonas más alejadas.

AGRO EN ROJO

El sector agropecuario cayó 0.1% en el tercer trimestre, en gran parte, por una menor producción de carne de ovino (-26%) ante bajos rendimientos y de arroz cáscara (-19%) por malas condiciones climáticas. Este sector registra una caída de cinco trimestres, que sería la más pronunciada y la más prolongada de los últimos 18 años. El desempeño de este sector es clave porque presenta el 11% de la economía cajamarquina y es el tercero en importancia, y también porque absorbe el 56% de la fuerza laboral. En sentido, cabe destacar que Cajamarca se enfrenta a serios de problemas de competitividad agropecuaria dado que, según información del INEI, sería la tercera menos competitiva, solo después de Huancavelica y Apurímac.

 CIERRE DEL AÑO

El crecimiento del tercer trimestre de 2017 fue ligeramente menor a la caída del primer semestre del año (-4.7%). Con ello, el crecimiento acumulado al tercer trimestre es de 0.2%. En el último trimestre, sin embargo, con el nuevo retroceso de la minería, se espera que el crecimiento de Cajamarca regrese al tramo negativo. En ese sentido, según estimaciones del Instituto Peruano de Economía, Cajamarca cerraría el 2017 con un crecimiento negativo anual de entre 1% y 2%, y acumularía cinco años consecutivos de caída.