Panorama Cajamarquino

Ministerio de Vivienda financiará obras de saneamiento por S/7775 millones

  • Esta inversión permitirá ejecutar al 2021 más de 460 proyectos de agua y desagüe para reducir la brecha de estos servicios básicos.
  • Proyecto incluye a la región de Cajamarca

 

Con el propósito de brindar servicios básicos de calidad a más peruanos, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento destinará S/ 7775 millones en proyectos de agua potable y alcantarillado en las zonas urbanas del país dentro de los próximos tres años.

 

Esta importante inversión permitirá ejecutar más de 460 proyectos de saneamiento que beneficiarán a 10 millones 700 mil ciudadanos, ampliando el acceso a nuevos usuarios y mejorando la calidad de los servicios, a través del Programa Nacional de Saneamiento Urbano (PNSU) del Ministerio de Vivienda.

 

Como resultado de ello, la población se beneficiará con 160 000 conexiones nuevas de agua potable y más de 162 000 conexiones nuevas de alcantarillado. También se rehabilitarán 50 700 conexiones de agua y cerca de 50 000 conexiones de alcantarillado a nivel nacional.

 

Obras culminadas

Desde el mes de agosto de 2016 a la fecha, se han culminado más de 100 obras de agua y alcantarillado en las zonas urbanas de 21 departamentos del país, con un monto transferido de S/857 260 161 por parte del Ministerio de Vivienda.

 

Las regiones que recibieron mayor inversión fueron Áncash, Arequipa, Cajamarca, Cusco, La Libertad y Lambayeque, con un total de S/506 410 319, lo que representa el 59.1 % del monto total transferido, destinado a financiar un total de 38 proyectos de inversión.

 

DATO

En la zona urbana del país la cobertura actual de agua potable es de 94.4%, mientras que en alcantarillado es de 88.9%. Cabe indicar que el Gobierno trabaja para lograr que en el 2021 el 100% de los peruanos que viven en zonas urbanas cuente con ambos servicios.

 

Aplican sistema de aprovechamiento de componentes de sangre en transfusiones

Por. Jorge García

El Médico Cirujano Miguel Santa Cruz Vásquez, Coordinador Regional del Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (PRONAHEBAS) informó que el personal de esa dependencia recibió una capacitación destinada al aprovechamiento de las unidades de sangre donadas y almacenadas en su laboratorio.

“La finalidad del curso ha sido la de capacitar a los profesionales de salud que trabajan en los bancos de sangre sobre las nuevas técnicas para el uso racional de las unidades de sangre, con el fin de aplicar la nueva metodología de separación de los componentes de la sangre, a fin de entregar a cada paciente lo que realmente necesita” manifestó.

“El método tradicional consistía en hacer simples transfusiones de sangre. Ahora por el contrario, se separarán los hemocomponentes como son glóbulos rojos, plaquetas plasma y crioprecipitado. Como se puede imaginar, cada uno de estos elementos tienen diferentes aplicaciones” agregó.

“Por ejemplo, para los casos de hemorragia se necesitan mayoritariamente glóbulos rojos. En lugar de simplemente aplicar una transfusión, ahora se extrae ese elemento de las unidades de sangre y se le aplica al paciente, con la ventaja de que el resto de elementos no se desperdicia y puede ser utilizado por otro paciente que requiera esos otros componentes” acotó.

Miguel Santa Cruz explicó así mismo que las necesidades de estos componentes varían según el caso. “Otro caso distinto es el de pacientes con cáncer. Ellos consumen más las plaquetas, debido a la mala coagulación de su sangre y eso es lo que se prioriza en sus transfusiones. Actuando de esta manera, se da un uso responsable y se maximiza el rendimiento de cada unidad de sangre al brindar exclusivamente lo que cada caso médico necesite” finalizó.