Panorama Cajamarquino

ENTREVISTA – “Debemos reducir las diferencias entre los que más ganan y lo que ganan muy poco”

 

 

Por Alberto Moreno Alfaro – Periodista

 

Panorama Cajamarquino dialogó  con el ingeniero Raúl Benavides Ganoza, sobre temas concernientes a la relación entre la inversión y la comunidad en Cajamarca. Una de las regiones en donde se ha desarrollado hace algunos años una situación de crisis social que, con el devenir del tiempo, viene en una nueva relación que es la búsqueda de un diálogo entre la población y la inversión.

 

¿Cuál es el futuro que se presenta a una región que está considerada como las más pobres del país?

RB.- “Bueno, primero mil gracias por la entrevista al decano de la prensa regional Panorama Cajamarquino, siempre es muy grato referirme al pueblo cajamarquino. La región pasó a la fama en minería por el tema del oro, el yacimiento de Yanacocha realmente deslumbró a todo el mundo, generó un ¡boom¡ en Cajamarca. Sin embargo, hoy día tenemos los yacimientos de Michiquillay, luego tienes el yacimiento Galeno, yacimiento Chailhuagón, Perol.

Los yacimientos de oro de Yanacocha están deviniendo en yacimientos de cobre esto debido a un proceso geológico en el cual las soluciones que se han mineralizado habían perdido el Azufre y lo habían depositado el cobre debajo del oro. Esto también sucede en Coimolache, Tantahuatay y hemos tenido la suerte también en Cajamarca que el yacimiento de la granja que parecía un yacimiento con problemas por arsénico, un yacimiento relativamente de baja ley se ha encontrado un yacimiento de bastante mejor ley en calidad.

 

¿Por ejemplo el caso de La Granja?

 

RB.- Claro, esto hace que La Granja potencialmente es el yacimiento más grande del país. Entonces todos estos yacimientos de cobre podrían generar una infraestructura enorme para Cajamarca, porque los minerales necesitan infraestructura para poder trasladarse, para poder trasladar los equipos, para poder tener a la gente adecuada para las operaciones y poder trasladar los productos.  Esta es una nueva oportunidad para Cajamarca y los cajamarquinos para poder generar un gran movimiento de la economía.

 

Ahora dentro de este esquema, usted ha dicho que es un gran paso la adjudicación de Michiquillay a Sounther, ¿Cuál sería esta nueva relación para Cajamarca entre la inversión y la comunidad?

 

RB,-Fíjate, yo creo que los cajamarquinos ya entienden mejor de lo que trata una mina, el tema principal es que ya no van a poder simplemente venir a decir que la mina contamina sin una prueba, simplemente tratando de generar una sicosis. Hoy día los cajamarquinos saben lo que es una mina, saben a lo que se enfrentan como población y además saben, creo yo, que esto es una oportunidad, para generar actividad económica, para tener puestos de trabajo dignos, para que Cajamarca tenga los recursos para mejorar la calidad de vida de su población.

Toda esta infraestructura, todas estas cosas extraordinarias, hospitales, todas estas carreteras. No es para que tengamos una carretera que une Cajamarca con Jaén que no se puede terminar, no puede ser que tengamos todavía una región dislocada con todos los recursos que se generaron en la época boyante de Yanacocha.

 

¿Considera que las realidades son diferentes comparando la época de bonanza del oro?

 

RB.- En realidad, creo que va a ver un nuevo renacer en Cajamarca, con una inversión minera diferente, porque es ahora en la época de explotación donde generan mayor demanda de trabajo. Cuantas más minas se vayan construir, más puestos de trabajo, más generación de actividad económica va a ver y yo creo que los cajamarquinos lo entienden así.

Entonces yo tengo la esperanza que los cajamarquinos apoyen el desarrollo de estos recursos minerales. Porque en realidad, si los recursos minerales están allí y nadie los toca, puede ser que tengamos una gran riqueza, pero al no tener acceso a ella, simplemente navegaremos en la pobreza.

 

Justamente, pobreza es uno de los temas que se debate últimamente en Cajamarca. Las estadísticas han golpeado…

¿Cuáles serían las  actividades colaterales a la inversión minera que se pueden desarrollar dentro de ese esquema o esa mirada que usted tiene como empresario?

 

RB.-Fíjate, el gran problema que se genera cuando hay una gran inversión, es que la vez se dan  muchas desigualdades. Entonces lo que tenemos que hacer es luchar contra las desigualdades sin perder las oportunidades. Lo que tenemos que lograr es que mientras se están construyendo las minas, mientras haya ingresos en ese momento, también plantear las obras de infraestructura.

Si nosotros podemos manejar, la construcción de las minas como una oportunidad para generar las capacidades de los cajamarquinos no solamente de las personas sino de las empresas cajamarquinas, para construir carreteras, para poder capitalizarse con equipos, para poder generar puestos de trabajos dignos para todos los cajamarquinos, que realmente luchemos contra la pobreza y luchemos contra esta desigualdad que es terrible. No puede ser pues que tengamos los mejores y peores sueldos en Cajamarca.

 

¿Y cuál serían esas acciones?

 

RB.- Tenemos que tener una forma de lograr esta menor desigualdad.  Pero lo que tenemos que lograr que la gente en extrema pobreza salga de ella y para ello tenemos que ver mecanismos de nutrición, mecanismos de educación y de esa manera sacar a los chicos adelante para que hagan realidad sus sueños.

Una idea que ha salido de conversaciones y planteamiento en estos días seria convertir las escuelas secundarias de Cajamarca, en escuelas secundarias técnicas; que podamos al final de quinto de media tener a chicos que están en capacidad, para poder trabajar como, mecánicos, soldadores, que se yo , que tenga la habilidad para poder hacer estas programaciones de programas de cómputo de las famosas Apps en  computadora, de tal manera, de que podamos tener chicos que saliendo del colegio a los dieciséis, diecisiete años, ya tienen capacidades para poder ganarse la vida y tener un sueldo digno.

 

 

 

¿Y en la agricultura, cuál sería la alternativa?

 

RB.- También tenemos que hacer un trabajo sobre la agricultura. Los cajamarquinos gustan de la agricultura, les gusta tener sus vacas, les gusta vivir en el campo. Esto en el mundo occidental hoy día es un privilegio, sólo los más ricos en Francia, en Italia, en España pueden vivir en el campo y trabajar en el campo. Normalmente son los retirados, que ya han acumulado una cantidad de dinero. Porque el campo en si es una actividad económica de subsistencia y más aún cuando las parcelas de terreno ya no son las parcelas de cinco o seis hectáreas, sino terminan siendo, por el crecimiento de las familias, de media hectárea.

Entonces debemos de buscar alternativas, para que la gente puede seguir viviendo en el campo haciendo actividades, dentro del contexto agrícola, piscigranjas, para que pueden tener suficientes ingresos, para que tengan que pasar dignamente su vida y que puedan tener todo lo que pueda darle la civilización occidental.

 

¿Y el caso de los ganaderos?

RB.- El tema de los pastos pasa por un adecuado abastecimiento de agua para los cultivos, tiene que mejorar el aspecto sanitario, no puede ser que las vacas en Cajamarca estén todas con alicuya y que la producción sea ínfima. En realidad, esas vacas hacen perder dinero  y el campesino cajamarquino en lugar de capitalizarse se descapitaliza. Tenemos que hacer algo para trabajar en todos esos temas, Gobierno Central, Gobierno Regional y las empresas mineras deben juntar esfuerzo en este y otros temas.

 

Y por último su mensaje a Cajamarca, dentro de este nuevo contexto, el mensaje a la región Cajamarca…

 

RB.-Yo tengo un cariño muy especial por Cajamarca, yo comencé mi actividad minera, profesional en Cajamarca. Y trabaje haciendo mis comienzos en Colqui Rumi y desde allí tengo un gran cariño por Cajamarca, un gran cariño por la región y he estado de alguna manera desde finales de los 70 hasta la fecha relacionado de una y otra manera con Cajamarca. Soy un admirador de sus campiñas, de la gente de Cajamarca, tengo muy gratos amigos y realmente creo que tenemos que trabajar todos juntos para hacer cosas por esta importante región.

Yo la verdad es que no soy un político y no pretendo serlo y lo que si tengo es capacidad empresarial. Entonces seguiré haciendo cosas por las empresas, no solamente empresas mineras. Como tú sabes yo he tenido emprendimientos también en centros comerciales. Vamos a promover ahora una planta de procesamiento de madera, para poder capitalizar todos esos árboles que ya están crecidas y que realmente necesitan un mercado, creo que podemos trabajar para darles mercado a esto.

 

¿Y desde ALAC ingeniero?

RB.-Desde ALAC, contribuir con los más pobres para que puedan tener un futuro mejor. En realidad, esos es lo único que yo puedo hacer, y lo que sí me comprometo en hacer y tratare de desarrollar nuevas minas, porque la verdad es que la vida me ha dado la capacidad para hacerlo, he construido en mi vida más de diez minas y algo debo de saber del tema.

Deja un comentario