Panorama Cajamarquino

Atención a la salud mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define salud mental como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, trabajar de forma productiva y fructífera, y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

De acuerdo con este organismo mundial, más de 450 millones de personas sufren de condiciones neuropsiquiátricas anualmente; es decir, una de cada cuatro personas desarrollará un problema mental o de conducta. De ese total, 300 millones padecen de depresión, causa principal de discapacidad en el orbe, además de factor de riesgo para el suicidio.

 

El Perú no es ajeno a esta realidad. El Ministerio de Salud (Minsa) da cuenta de que hay alrededor de 6 millones de personas con algún problema de salud mental (depresión, ansiedad, abuso de sustancias psicoactivas, violencia familiar, trastornos psicóticos, trastorno bipolar, entre otros). Los males neuropsiquiátricos ocupan el primer lugar (17.5%) del total de carga de la enfermedad.

 

La salud mental puede verse afectada por una serie de factores socioeconómicos que deben abordarse mediante estrategias integrales de promoción, prevención, tratamiento y recuperación que impliquen a todo el Estado.

 

Por ello, el Ejecutivo, mediante el Minsa, ha puesto en marcha el Plan Nacional de Fortalecimiento de Servicios de Salud Mental Comunitaria 2018-2021, estrategia que garantiza el acceso a estos servicios de las personas que cuentan con el Seguro Integral de Salud (SIS) o que no tienen ningún tipo de seguro.

 

Una acción fundamental es la implementación de 250 centros de salud mental comunitarios (CSMC) en diversas regiones del país hasta el 2021, con el objetivo de contribuir al bienestar emocional de la población. En esos establecimientos se atenderá a los que sufren problemas psicosociales o trastornos mentales. Se instalarán en zonas de mayor vulnerabilidad y de muy baja accesibilidad a estos servicios.

 

En la actualidad, solo funcionan 31 CSMC, en los que se brindan servicios de promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación psicosocial y recuperación de la salud mental. Las regiones que cuentan con estos establecimientos son Lima Metropolitana, Arequipa, La Libertad, Moquegua, Piura, Ayacucho, Callao y Lambayeque.

 

La meta es que cada CSMC realice un promedio de 26,000 atenciones interdisciplinarias cada año.

 

De esta manera, el Gobierno prioriza un tema de salud que es, según especialistas de la OMS, la próxima epidemia sanitaria mundial y de cuyos efectos no escapará ningún país. Son muchos los peruanos que padecen de algún trastorno y no son atendidos, por lo que el Estado ha iniciado esta estrategia para llegar a ellos. Por lo pronto, se ha gestionado un presupuesto de 211 millones 314,069 soles para cubrir los conceptos de equipamiento y recursos humanos de los CSMC.