Panorama Cajamarquino

El doble rasero de alguna prensa

Por: Francisco Arroyo Cobián

 

Las noticias que cubrieron las últimas dos semanas de manera persistente y con cobertura total, en todos los segmentos de los programas, fueron la compra de televisores y otros implementos por 136 mil soles y la adquisición de rosas por 84 mil soles por el Congreso de la República, dejando de lado información con mayor trascendencia y que deberían ocupar los titulares principales de algunos medios de información.

Pero no fue así. Prensa con mucha influencia se dedicaron a comunicar con insistencia estos hechos con comentarios que iban desde una condena hasta la solicitud del cierre del Congreso, no importando las consecuencias contra el sistema democrático y olvidando dar importancia a otras informaciones que forman parte de la lucha contra la corrupción, mal que todos debemos combatir por ser el gran problema que aqueja al país. No sé si fue con la intención de atacar a quienes desean aprobar por insistencia la Ley Mulder, que recorta la propaganda estatal a los medios de comunicación y va contra sus intereses, o realizar este “cargamontón” para desprestigiar al Parlamento, dejándolo en su mínima expresión para tapar los temas políticos del “paquetazo” y esconder noticias contra la corrupción.

Sin embargo, desde mi particular percepción y experiencia política, considero que todos esos ataques obedecen a la unión de todos esos intereses que acabo de mencionar, pues si bien es cierto lo acontecido en el Legislativo se tiene que investigar, también es cierto que la objetividad, veracidad y ética se debe mantener dentro de los cánones del profesionalismo periodístico, guardando la constante imparcialidad y no dejarse llevar por intereses subalternos que denigran la profesión y ponen a la patria en riesgo que son aprovechados por la izquierda radical y busca de manera desesperada una nueva ley electoral, la convocatoria a elecciones de manera inmediata en “su trauma” al no poder conseguir las firmas para inscribirse en la ONPE, formar su partido político y poder participar en las elecciones del 2021.

Al enfocarse esta prensa en la  “demolición congresal”, dejaron pasar por alto que Ollanta Humala y Nadine Heredia lograran recusar a la Primera Sala que ratificó la orden de prisión preventiva y con esto nunca más este Colegiado podrá intervenir en ver el caso de la pareja presidencial en los casos ya conocidos y en lo último que acaba de aparecer, donde se ha confirmado que estos poseen un desbalance patrimonial de 9 millones de soles, quedando pequeña la investigación por solo 3 millones que afrontan. Por supuesto, luego de esto vendrá la recusación contra el juez Concepción Carhuancho, el magistrado valiente que no tiene temores y eliminándolo de la investigación en primera instancia, la lucha contra la corrupción corre el riesgo de terminar.

Aparte de todo esto, también se dejó de informar que en el expediente de extradición del prófugo Alejandro Toledo existía la falta de muchas páginas, que conllevarían a retrasar aún más el tan ansiado retorno del expresidente para que rinda cuentas de los 20 millones de dólares que recibió de coima.

Es así que a algunos periodistas y medios con doble rasero, solo les importa participar en cortinas de humo, psicosociales y noticias que vayan a la par de sus intereses, donde castigan informando lo que les conviene, pero que no dicen nada sobre los 260 mil dólares que recibió el periodista Augusto Álvarez Rodrich, junto a su directivo de ILD-Reporteros y socio de Toledo, Gustavo Gorriti, a través del IPYS; nada sobre los gastos del Minedu por 66 millones en consultorías que beneficiaban a muchos rojos y caviares, nada sobre los gastos en publicidad que al 22 de mayo llegaban a los 40 millones de soles (37 391 128 soles). Todos estos montos dirigidos para El Comercio, La República, América TV, Canal N, Latina, El Trome, Perú 21 y otros medios más que, leyéndolos o viéndolos, sacarás la cuenta cuál es su objetivo.

Todos estos millones de soles para mantener algunos periodistas que perdieron la conciencia y se comen el pan de cada día de un niño pobre, de cada familia que no posee dinero para la educación de sus hijos, de cada ciudadano honesto que gana el dinero con el sudor de su frente. A todo esto, digamos: ¡Corrupción nunca más y no al doble rasero de la prensa vendida!

(*) Exalcalde de Cajamarca, expresidente regional, excongresista de la República.