Panorama Cajamarquino

PERÚ CUENTA CON CASI MILLÓN Y MEDIO DE JÓVENES QUE NI ESTUDIA NI TRABAJA.

Este es un informe sobre la clase social en el país que ni estudia ni trabaja, elaborado por El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) que propicia el debate económico y social mediante la participación activa del empresariado en el diseño de políticas públicas y en la innovación de la gestión empresarial, para consolidar las reglas del libre mercado con equidad social, promover la competitividad y fortalecer el desarrollo sostenible del país. Panorama pone a disposición de sus lectores para que hagan un juicio al respecto, problemática que debe ser tomada en cuenta por las autoridades nacionales, locales y regionales.

Porcentaje de  Ninis se ubican en zonas urbanas

Tienen entre 15 y 29 años y representan el 19% de la población juvenil Los ninis tienen mayor presencia en la población juvenil de Callao, Lima y Lambayeque.  El mayor porcentaje de ellos se ubica en zonas urbanas e involucra más a las mujeres. De total de ninis identificados, el 78,1% se concentra en hogares no pobres, que pertenecen a clase vulnerable, clase media o clase alta.

2017 hubo un millón 407 mil jóvenes que ni estudia ni trabaja

En 2017, el país registró la existencia de un millón 407 mil jóvenes entre 15 y 29 años que no estudia ni trabaja (ninis), grupo que representa el 19,2% de la población juvenil, informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima.

Ello significó un incremento de 0,4 puntos porcentuales respecto al año 2016, es decir se registraron 23.268 ninis más en el año de análisis.

“Este incremento se explica, en parte, por el lento avance de la demanda laboral que no logra absorber al total de trabajadores que se incorporan al mercado de trabajo, en especial de este grupo juvenil, a la par con dificultades y deserción que hay en el tema educativo. Por tanto, es importante revertir tal panorama concentrándose en la educación y el trabajo, dado que son los principales mecanismos de inclusión de los jóvenes a una sociedad; por ello es sustancial definir las políticas de Estado para proteger y potenciar este capital humano”, comentó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL.

NINIS en 11 regiones

Respecto a las regiones se observa que son 11 (mayoría costeras) las que tienen un porcentaje de población nini superior al promedio nacional de 19,2%. En este grupo, el Callao y Lima concentran una mayor presencia de ninis (44.2%), le siguen Lambayeque, Tumbes, Arequipa, Piura, Ucayali, Ica, La Libertad, Tacna y Moquegua.

Regiones con porcentaje de Ninis

Entretanto, las regiones que reportaron un porcentaje de población nini inferior al promedio nacional fueron: Huancavelica, Amazonas, Puno, Huánuco, Cusco, Cajamarca, Áncash, Junín, Apurímac, San Martín, Pasco, Madre de Dios, Ayacucho y Loreto.

Condición de Ninis afecta más en el área urbana que la rural

Asimismo, se encontró que la condición nini afecta más al área urbana con un 21,2%, mientras en el área rural la tasa es de 10,2%. A esto se suma que el 62,4% de ninis son mujeres y el 37,6% son hombres. “Esto se debe a eventos de la vida personal como la convivencia, matrimonio y el embarazo adolescente que suelen presionar a las mujeres a truncar temporalmente sus estudios e incluso su trabajo, influyendo en la brecha de género en aspectos educativos y laborales”, aseveró César Peñaranda.

Del total de ninis identificados, el 78,1% se concentra en hogares no pobres, es decir pertenecen a clase vulnerable, clase media e incluso clase alta; en tanto, el 19,1% son de hogares en condición de pobreza no extrema y el 2,8% en pobreza extrema.

Condición laboral de los NINIS

Respecto a la condición laboral, 78,3% de ninis son inactivos plenos, es decir, jóvenes desvinculados, desmotivados, desocupados y sin deseos de trabajar. Solo el 17,5% buscó activamente un empleo y no lo encontró (desempleo abierto), mientras el 3,5% restante, a pesar de tener deseos de trabajar, no realizó una búsqueda activa debido a la falta de motivación, oportunidades o porque el mercado impone ciertos requisitos que ellos no creen posible cumplir (desempleo oculto).

Atención a deserción escolar

Para enfrentar este problema social, el IEDEP de la CCL exhorta a realizar acciones que de preferencia deberían estar dirigidas a atender la deserción escolar, la orientación vocacional y los requerimientos del mercado de trabajo. “A esto debe sumarse el fomentar programas de prevención de embarazo adolescente, a fortalecer la inserción de los ninis en el mercado laboral mediante programas específicos de capacitación y entrenamiento, en coordinación en lo posible con las empresas del país”, anotó Cesar Peñaranda.