Panorama Cajamarquino

Las mascotas del Mundial

Los anfitriones de cada Copa del Mundo buscan ante los ojos de todos ser la mejor experiencia mundialista de la historia. Y si bien todos los máximos certámenes tuvieron su afiche, desde Inglaterra 1966 aparecieron las famosas mascotas, que se sucedieron hasta Rusia 2018.

Inglaterra 1966 estrenó como novedad a Willie, un león -símbolo de la realeza- con una camiseta que llevaba los colores de Gran Bretaña.

En México 1970 estuvo Juanito, un niño mexicano que llevaba la camiseta de su selección y un sombrero típico.

Alemania 1974 también se inclinó por niños: Tip Tap fueron dos futbolistas que llevaron la clásica camiseta blanca de la selección teutona, con la sigla WM (Weltmeisterschaft), que quiere decir “Copa del Mundo” en dicho idioma.

Argentina 1978, el único Mundial llevado a cabo en este país (y obtenido por la selección de Menotti) eligió a Gauchito, el famoso niño argentino con el equipamiento gauchesco: rastra, rebenque en mano, pañuelo y sombrero.

España 1982 tuvo, tal vez, a la mascota más llamativa. En lugar de un toro o un flamenco, algo que se podría esperar, los anfitriones eligieron una naranja (fruto típico del este español) llamada Naranjito, y vestida con la casaca roja de la selección.

México volvió a ser sede poco después y debió buscar una nueva mascota para su edición de 1986, tan recordada por los argentinos. Esta vez fue Pique, un chile jalapeño con sombrero y bigote típicos de los mariachis.

En Italia 90 crearon a Ciao (que significa “hola”), un personaje hecho de cubos que llevaban los colores de la bandera italiana, y una pelota como cabeza.

Estados Unidos 1994 tuvo a Striker, un perro creado por Warner que estaba vestido con los colores de su bandera.

Francia 1998 lanzó al recordado Footix, el gallo típico francés que llevaba los colores de aquel país.

Corea Japón 2002 recurrió a la imaginación inspirada en sus clásicos cómics, y creó a tres extraterrestres: Ato, Nik y Kaz, los cuales eran originarios de un planeta llamado Atmozone.

Nuevamente un león, pero esta vez en Alemania 2006, apareció como el protagonista de uno de los mundiales. Goleo llevaba puesta la casaca Die Mannschaft y estaba acompañado de una graciosa pelota llamada Pille.

Sudáfrica 2010 impulsó a Zakumi, un leopardo africano con los colores de la bandera anfitriona. Su nombre significa, precisamente “Sudáfrica-10” (Za- kumi).

La última vez, la Copa del Mundo de Brasil 2014 tuvo a Fuleco, un armadillo clásico del país vecino que llevó sus colores, y que para colmo se encuentra en peligro de extinción.

Para la cita mundialista que se aproxima, Rusia 2018, está el ya conocido Zabivaka: es un lobo cuyo nombre quiere decir “pequeño goleador“. La mascota también lleva los colores del país protagonista y anteojos deportivos.