Panorama Cajamarquino

Aprueban iniciativa que sanciona el acoso hasta con 8 años de cárcel

Dictamen fue aprobado hoy, por unanimidad, en la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso. Propuesta deberá ser debatida en el pleno.

La Comisión de la Mujer y Familia del Congreso aprobó este miércoles, por unanimidad, el dictamen que tipifica el acoso – con diversos agravantes, entre ellos el sexual– en el Código Penal.

Se trata del documento recaído en los proyectos de ley 2845/2017-CR y 2901/2017-CR que, con texto sustitutorio, proponen la inclusión del artículo 151-A en el Código Penal.

En el debate del dictamen estuvieron presentes los congresistas miembros de la comisión Ana María Choquehuanca (PpK), Betty Ananculi (Fuerza Popular), Karina Beteta (Fuerza Popular), Juan Carlos Gonzáles (Fuerza Popular), Tania Pariona (Nuevo Perú) y Karla Schaefer (Fuerza Popular), además del congresista Marco Arana (Frente Amplio).

La propuesta legislativa plantea la inclusión del “Artículo 151-A.- Acoso” que indica que será reprimido con pena privativa de la libertad no mayor de 2 años ni mayor de 5 el acoso en la medida que “en forma reiterada, realice o mande realizar en contra de otra, cualquiera de los siguientes actos no consentidos, causando alteración al libre desarrollo de la vida cotidiana” en base a las siguientes consideraciones:

1. Vigile, siga o busque proximidad física con la víctima.
2. Establezca o intente establecer contacto a través de cualquier medio de comunicación, incluyendo redes sociales, correos electrónicos o cualquier otro medio informático con la víctima o persona próxima a ella.
3. Atente contra el libre tránsito de la víctima o de persona próxima a la víctima.
4. Impida o realice actos con la finalidad de obstaculizar el normal desenvolvimiento profesional, laboral, social o académico de la víctima

Además, la pena por acoso será no menor de 4 años ni mayor de 8 años si presenta como agravantes:

1. Si los actos cometidos en contra de la víctima tuvieran connotación sexual.
2. Si se contraviene una medida de protección emitida por la autoridad competente.
3. La víctima es miembro de la Policía Nacional del Perú o Fuerzas Armadas, Magistrado del Poder Judicial, del Ministerio Público, del Tribunal Constitucional, o autoridad elegida por mandato popular o servidor civil y es acosada en ejercicio de sus funciones o como consecuencia de ellas.
4. La víctima es menor de edad, adulta mayor o tiene discapacidad.
5. La víctima es mujer y es acosada por su condición de tal.
6. La víctima es el cónyuge, ex cónyuge, conviviente, ex conviviente, padrastro, madrastra, ascendiente o descendente por consanguinidad, adopción o afinidad; pariente colateral del cónyuge y conviviente hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad; habita en el mismo hogar, siempre que no medien relaciones contractuales o laborales: o es con quien se ha procreado hijos en común independientemente de que se conviva o no al momento de producirse los actos de acoso.
7. La víctima mantiene cualquier tipo de relación de dependencia o subordinación sea de autoridad, económica, cuidado, laboral o contractual, y el agente se hubiera aprovechado de esta condición.
8. El agente tiene cargo docente, directivo, auxiliar o personal administrativo en institución educativa, universitaria o técnica, en donde estudia la víctima y el agente se hubiera aprovechado de esta condición.
9. Si el agente fuera pastor, sacerdote o líder de una organización religiosa o espiritual, deportiva, cultural, que tenga particular ascendencia sobre la víctima.
10. Si para cometer el delito se hubiera utilizado cualquier tipo de arma, objeto contundente o instrumento que ponga en riesgo la vida de la víctima.
11. Si el agente actúa en estado de ebriedad, con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor de 0.25 gramos-litro, o bajo efecto de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sintéticas”.

En la discusión de este dictamen, la congresista Tania Pariona dijo que “existe una serie de aspectos y formas de violencia y acoso contra las mujeres, incluso aquí, en nuestro Parlamento, hay colegas que constantemente arremeten contra nosotras, esperamos que con esta nueva iniciativa que refuerza y protege a la mujer exista un cambio en el accionar y actitudes de violencia contra las mujeres”.

Por otro lado, la congresista Beteta opinó que “basta de marchas, polos, y comunicados, estamos tomando una decisión acertada y adecuada para proteger en mejores condiciones a las mujeres del Perú, que a diario sufren diversos tipos de abusos y acoso sexual”.

Según la iniciativa legislativa, el acoso sería incorporado en el Código Penal dentro del título cuarto de delitos de la libertad, capitulo 1 sobre la violación de la libertad personal, incorporando artículo 151- A.

Congresistas de la comisión, de diversas bancadas, pidieron durante el debate que se exonere el paso de este dictamen a la Comisión de Justicia y se incluya en la agenda del Pleno del Congreso antes de que concluya la legislatura.

Fuente: El Comercio

Deja un comentario