Panorama Cajamarquino

Al menos 30 radioemisoras de provincias cerrarían por la ‘Ley Mulder’

Los directores coinciden en que la nueva norma no afecta a los grandes medios, sino a los medios locales.

Al menos 30 radioemisoras pequeñas de provincias en el Perú, que promueven la educación y la cultura –y que en muchos casos son el único medio de comunicación de las zonas rurales–, están condenadas a dejar de funcionar a consecuencia del cumplimiento de la ‘Ley Mulder’, que prohíbe la publicidad estatal en los medios privados.

La mayoría tiene su origen en iniciativas católicas y comunitarias impulsadas por colectivos sociales ante la necesidad de contar con un medio que le permita informar eventos de importancia y desarrollo local.

Radio Sepahua, creada en 2002 por los dominicos en el distrito de Sepahua (Ucayali), es una de las radios en peligro. Lo grave es que es el único medio de comunicación para los 8.000 pobladores de Sepahua, de los cuales más de 5.000 habitan en las comunidades y poblados dispersos a lo largo de las cuencas de los ríos Sepahua y Mishahua, donde no hay energía eléctrica y menos servicio de Internet.

Según su director, Óscar Tellez, el 70 % de los ingresos de este pequeño medio de comunicación procede de la publicidad que contrata el municipio de Sepahua y el Gobierno Regional de Ucayali, con los cuales “comparte el compromiso de formar parte de las campañas educativas, principalmente de salud”.

Por eso, dice, con sus colaboradores crean y difunden spots y programas en lenguas nativas, pues en Sepahua hay 15 comunidades nativas. También los moradores pueden enviar sus mensajes.

“Para nosotros, lo importante es la gente. La publicidad es básicamente para mantener equipos y pagar el sueldo del personal. Si no difundiéramos sobre las campañas de salud, ¿cómo se enteraría la gente para participar de ella? ¿Quienes han aprobado la ley se han puesto a pensar en eso?”, reflexionó Tellez.

Radio Madre de Dios, que nació hace 61 años como un proyecto educativo en la región del mismo nombre, también corre el riesgo de no poder mantenerse al aire debido a la ‘Ley Mulder’, según admite su joven director, César Gonzáles.

Creemos que es necesario regular el sector (de las comunicaciones) con una reforma, pero no de esta forma limitando derechos“, señaló. Para Gonzáales, si bien es cierto que los medios del interior del país reciben el 10% de la publicidad del Estado, este pequeño porcentaje es vital para su supervivencia.

Para Luis Lozada, director de CUTIVALÚ, la nueva ley no causará el cierre del medio, pero sí le generará graves problemas económicos. “Aquí lo importante es que, si se cierran las radios como la nuestra, la población tendrá una sola versión de la información, la del Estado, en el mejor de los casos, yo habrá pluralidad de los contenidos”, sostuvo.

El mismo criterio comparte el sacerdote Francisco ‘Paco’ Muguiro S.J., director de Radio Marañón (Jaén), quien destaca que los fondos del Estado son de todos y para todos los peruanos, quienes deben recibir un buen servicio. “Restringir al ciudadano el acceso a los diversos medios es antidemocrático”, señaló.

El gerente de Radio Altamar (Ilo), Alberto Portugal Vélez, lamentó que el Congreso no haya evaluado correctamente el efecto de esta norma. Dijo que en Ilo, que tiene 100 mil pobladores, no hay Radio Nacional ni televisión del Estado.

El director de Radio Amazónica (Junín), Walter Heredia, indicó que ya no podrán tener reporteros en las calles ni poner los avisos del Estado en lengua asháninka, afectando a los miembros de las comunidades indígenas de Apurímac, Ene y Perené.

Mientras el director de Radio San Martín (Arequipa), Héctor Herrera, alertó que esta emisora ya no podrá promover campañas de nutrición. “Esa norma no favorece a los más excluidos y vulnerables del país”, señaló.

El director de Radio Yaraví (Arequipa), Andrés Javier Mamani, advirtió que perderán el 40% de sus ingresos provenientes de campañas de defensa del agua, turismo, medio ambiente y seguridad ciudadana, así como defensa de los derechos humanos, que realizaban con municipios y las región.

“Antes de esta ley, nadie nos ha controlado nuestra línea editorial y nunca tuvimos un acuerdo para hablar bien o mal de algún funcionario por publicidad”, aseguró.

El director de Radio Pachamama (Puno), Juan Casazola Ccama, manifestó que ya han suspendido campañas de información por el friaje, vacunas, Qali Warma y del Ministerio del Ambiente. Los grandes afectados son los pobladores de zonas pobres, quienes ya no recibirán las información que transmitían en quechua.